lunes, septiembre 10, 2007

Nuestra visión del 11 de Septiembre

.

Feliz 11 de Septiembre Chile.


Pocos países en su historia deben tanto a tan pocos. Casi nunca los resultados de los esfuerzos de esos pocos han tenido tan buenos resultados. Nuestras Fuerzas Armadas, en sus 17 años de Gobierno, esos años que algunos prefieren llamar de dictadura, reconstruyeron la Nación, dándole un impulso impresionante que hasta hoy, a pesar de los esfuerzos en contrario de nuestros Gobernantes, sigue dando frutos que admiran al mundo.

Como quienes les sucedieron son de una inaudita “frescura”, han tratado de adueñarse de los éxitos y se vanaglorian de los resultados. Esta actitud, vergonzosa por cierto, les instalará en la Historia como simples ladrones. Pero si hasta la Constitución de Pinochet ahora lleva la firma de Ricardo Lagos. No son capaces de crear nada y mucho menos de administrar eficientemente la obra de otros, por lo que lentamente el desarrollo se ido deteniendo, llegando a cifra extremadamente mediocres.

Como son vengativos, que quieren desquitarse de que en los años 70 no les hayamos permitido establecer la dictadura del proletariado, ni hayamos aceptados ser los hermanos menores de su amada Rusia, ahora persiguen con saña a quienes les derrotaron, negándoles los derechos procesales, encarcelándolos, falsificando o inventando leyes. Les han transformado en parias de la Patria que ellos recuperaron para los chilenos.

Sin lugar a dudas cumplieron plenamente con las expectativas de una sociedad que les exigió poner fin al desastroso experimento comunista de Allende y los frutos de el sacrificio supremos que se les requirió, en el que han perdido hasta la parte más hermosa de su vida familiar, lo recibimos, a título gratuito, todos los ciudadanos de la nación.

Nosotros, sin complejos de ninguna especie, con la satisfacción de ver a nuestra patria salvada de la desquiciada destrucción a la que pretendieron llevarlas, después de que evitaron una guerra civil espantosa y una horrible guerra con Argentina, después de que reconstruyeron el país social, moral, económica y Jurídicamente, no podemos mas que declarar nuestro agradecimiento y la solidaridad para con los que son perseguidos.


Viva Chile
Viva el Gobierno de las Fuerzas Armadas
Viva la Libertad que nos legaron
LIBERTAD A NUESTROS PRESOS POLÍTICOS.

Chile no daba más el 10 de Septiembre de 1973

Para ampliar la imagen haga clic sobre ella. Desde la página que abre se puede imprimir sin problemas.

Chile no daba más. La situación social, política, económica y moral había llegado a límites intolerables. El proceso, de acuerdo a las afirmaciones de las autoridades era irreversible. Los que podían huían del país. El resto se aprestaba a defenderse del sistema opresor que nos pretendían imponer o sucumbían en un conformismo desmoralizador.

Las Fuerzas Armadas y de orden no decían nada, ya las instancias institucionales habían hablado advirtiendo que el proceso de génesis democrática había degenerado en una completa ilegalidad e inconstitucionalidad. La armada había zarpado de Valparaíso para unirse a la operación UNITAS. Todo hacía presagiar que la suerte estaba echada para el país.

La prensa oficialista seguía sus campañas de odios y fomentando las divisiones, la prédica de la guerra civil era constante, las amenazas a los opositores habían subido de tono, los extremistas ya actuaban como dueños del país. El país no funcionaba, la industria, el comercio, los transportes, la minería y los estudiantes estaban totalmente paralizados.

Los partidos políticos opositores, Democracia Cristiana, Nacional, Democracia Radical e Izquierda Radical, habían convocado a una monumental concentración en la Av. Grecia, donde el único orador, el Presidente de la DC, Patricio Aylwin, llamó a las Fuerzas Armadas y de Orden a terminar con la pesadilla que estaba sufriendo la ciudadanía.

El pueblo, engañado como siempre, contaba con grandes cantidades de papel moneda, sin tener nada que comprar, los escaparates estaban vacíos, los precios, en el mercado negro fomentado por el oficialismo subían a valores inalcanzables. La inflación estaba desatada. El año terminaría con guarismos inflacionarios del mil por ciento.

Sigilosamente los Generales Augusto Pinochet Ugarte, del Ejército, Gustavo Leigh Guzmán, de Aviación, el Vicealmirante José Toribio Merino Castro, y el General de Carabineros, Cesar Mendoza Durán, habían decidido que el 11 pondrían fin al nefasto experimento de la Unidad Popular. Cuatro cabezas para un movimiento que tenía detrás a miles de oficiales y suboficiales y a una tropa dispuesta al combate.

El país, se fue a dormir, con esa tensa calma que imponía la situación, alerta contra los ataque vandálicos del extremismo, sumido en negros presagios de que estábamos en un punto sin retorno, preparándose, para al otro día ejercer la única labor existente, hacer cola para obtener algún alimento y luchar contra el opresor sistema castro-marxista que se instalaba en la Patria.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/