jueves, junio 26, 2008

Algo para meditar….

Algo para meditar….

Volver a votar por la concertación es un despropósito, pues han demostrado una sorprendente incapacidad, una increíble falta de ideas, una intolerable falta de respeto por la ciudadanía, carencia absoluta de liderazgo, pero una impresionante capacidad para el show y los engaños.

Vamos a cumplir 20 años de una flagrante mediocridad cuyo único éxito ha sido aumentar las diferencias sociales y poner trabas al crecimiento. Chile esta estancado, con alto desempleo, inflación desatada, y una corrupción galopante que destruye la Administración.

La protesta social ha sido permanente y ha demostrado ser la única manera que tienen los grupos de presión para hacerse oír por el Gobierno, el resto de la ciudadanía debe conformarse con que sus problemas no sean escuchados por nadie ni sus problemas tengan solución.

Han derrochado los caudales públicos en obras “faraónicas” en la concepción y completamente inútiles en la práctica, como el Transantiago, el Ferrocarril al Sur y una multimillonaria publicidad del Estado para convencer a los chilenos de que hacen algo bien.

Las reformas legales han tenido como beneficiarios solo a la delincuencia, a la que se le respetan sus derechos e incluso pasan solo horas en prisión a pesar de habérseles comprobado los delitos, mientras el pueblo ha quedado abandonado a su suerte, debiendo defenderse como puede.

La educación, el futuro de la Nación y la esperanza de nuestros jóvenes, es un desastre, no enfrenta las necesidades de conocimientos de la época, como tampoco prepara a las juventudes para enfrentar el nuevo mundo. Los profesores se debaten entre la frustración y la miseria.

De la salud no creemos que sea necesario hablar mucho, los permanentes paros de profesionales y trabajadores reclamando por los salarios, por la mala infraestructura, las pésimas condiciones laborales y las largas jornadas de trabajo, por falta de personal, explican la mala calidad del servicio.

Nos tratan de atemorizar con la consigna de que en un Gobierno de la oposición las cosas podrían ser peores, pero, después de 4 Administraciones de la Concertación ya debemos darnos cuenta de la imposibilidad de que algún otro grupo pueda hacer peor las cosas que quienes están en el poder.

Debemos cambiar a las Autoridades por otros que no se hayan “engolosinado” con las Magistraturas que ocupan, que al menos escuchen nuestras “suplicas”, tengan ideas claras de lo que hay que hacer y posean la voluntad política de sacarnos de este hoyo en que nos han sumido los ocupantes actuales de La Moneda.


martes, junio 24, 2008

Gobierno incoherente.

Gobierno incoherente.

Las principales características de nuestro Gobierno es la falta de previsión, lo que les hace reaccionar solo ante las presiones, una falta de planificación increíble, que les lleva a equivocarse permanentemente, y una asombrosa incoherencia, que les hace actuar como verdaderos bi-polares, cambiando abruptamente del agradecimiento al odio hacia los opositores.

Estas falencias, sin duda alguna, son críticas para aquellos que deben realizar funciones delicadas como son las de Gobernar y Administrar, sobre todo considerando que de sus acciones depende el sufrimiento o el bienestar, además de tener una inmensa responsabilidad, en la creación de un real futuro para los 16 millones de compatriotas chilenos.

Sin duda alguna la “monarquía” concertacionista, ahora regida por Bachelet, no ha demostrado tener las características necesarias para realizar esta difícil pega, que por cierto requiere agregar una honestidad de la que carecen, un liderazgo de verdad y ciertamente la capacidad de rodearse de los mejores y las mejores, como tan majaderamente ofrecieron.

Con la idea de la “transversalidad” han destruido la posibilidad de que exista una verdadera oposición, para cuya desaparición quienes debieron practicarla se convirtieron en cómplices. La corrupción a atacado con firmeza al país, la prensa lo ha informado, no con la debida fuerza, pero quienes debieron fiscalizar a fondo se han abstenido de llegar a las necesarias consecuencias finales.

Los críticos son silenciados por el inmenso poder económico del Estado, con el “fusilamiento” de sus imágenes publicas o simplemente inhibidos mediante un intensivo abuso de concederles prebendas especiales. Todo el peso fiscal se ha utilizado para imponer sus visiones y evitar que la disidencia tome la fuerza de la protesta popular existente. A pesar del des control existente en las filas oficilistas.

La Ley General de Educación fue impuesta a pesar de que la oposición los obligó a retirar una “cuchufleta” en forma de indicación, pero sus filas fueron “arreadas” por el chantaje de que si la votaban en contra seguía vigente la LOCE, y una parafernálica firma de un documento en que la Presidente se compromete a otras Leyes. Pero si ya ni los suyos le creen, como podría creerles el país.

Lamentablemente pensamos que el Gobierno se ha transformado en un gran maestro del engaño y que ha utilizado las coyunturas de las protestas de los escolares, universitarios y profesores para tratar de mantener oculta la inmensa incapacidad de la Administración, los grandes grados de corrupción a los que hemos llegado y también para tapar la ineptitud con que han manejado el Transantiago.

Hemos sido testigos de grandes diferencias dentro de la coalición oficial, que incluso les han llevado a perder las mayorías que tenían en el Congreso, sin embargo les vemos seguir actuando con una descomunal soberbia y claras demostraciones de que se encuentran encapsulados en una burbuja que no les permite escuchar el clamos popular ni conocer los problemas que afectan a la ciudadanía.

Todo es mentira, tratamiento falaz de las argumentaciones o majaderos engaños. Las promesas de la Autoridad se transforman en increíbles, pues, como no saben lo que quieren ni para donde nos conducen, nos encontramos permanentemente con “ideas” brillantes que a las pocas horas son desautorizadas por los equipos políticos que dominan el Gobierno.

lunes, junio 16, 2008

Presidente, aún queda Patria…..aunque gracias a su Gobierno poca.

Llevamos meses advirtiendo la forma increíble en la que el Gobierno de Michelle Bachelet se está farreando las posibilidades de desarrollo, además de la manera brutal que está haciendo sufrir innecesariamente a los más humildes.

Hemos sido una voz bastante solitaria, envueltos por una Concertación absolutamente auto-complaciente, que se niega a ver las realidades, y una oposición que parece haberse dado cuenta recién de sus obligaciones.

Pensamos que la Presidente, que tanto ofreció durante su campaña, tendría un mejor desempeño, pero al parecer se le olvidó su ofrecimiento de rodearse de los y las mejores para ejercer el poder.

Claro, hemos ido de frustración en frustración, primero se le cayó la igualdad de genero, para que después se esfumara el Gobierno ciudadano, eso claro, entre miles de ofrecimientos incumplidos.

La Presidente, fuera de carecer de capacidades de liderazgo, adolece, según nuestro criterio, de las capacidades necesarias para un cargo que implica la Primera Magistratura de la Nación.

Creemos que la Gobernante, además de no saber, está falta a las prioridades, lo que justificaría la manera absurda en que se aferra a una agenda de temas políticos en vez de centrarse en los temas de la gente.

Su debilidad, tanto en la coalición que la acompaña, donde los “tiburones” asoman amenazantes sus fauces, como frente a la gente que exasperada sale a protestar en las calles es preocupante.

Pero, la forma “desaprensiva” con que está manejando la billetera fiscal, tirando la plata a la “chuña” nos parece de una irresponsabilidad ilimitada, lo peor, destinada a “comprar” popularidad personal.

La “parranda” de la Señorita Bachelet sin duda nos saldrá cara, porque los altos precios del cobre no son eternos y hemos perdido más de dos años de la posibilidad de acercarnos al desarrollo.

Presidente, cambie los actos de parafernalia promocional por hechos que implique realmente solucionar los problemas del país, en caso contrario, seguramente la historia de su mandato será una página negra.




jueves, junio 12, 2008

ACERCA DE LA “KAKISTOCRACIA”

Aunque el tema corresponde a Argentina, consideramos que es digno
de tener en cuenta, vamos por sendas similares

ACERCA DE LA “KAKISTOCRACIA”
Por Jorge Luis García Venturini *

En un artículo anterior1 procuramos reivindicar el término y el concepto de aristocracia, tan menospreciado en nuestra época. Allí dimos las razones históricas y conceptuales para mostrar que la democracia –para ser auténtica y no mera palabra hueca o simple mecanismo electoral que diera el triunfo a la mitad más uno- lejos de oponerse a aristocracia debía completarse e impregnar de su espíritu; es decir, lejos de abjurar del gobierno de los mejores (aristocracia) debía aspirar a ello, a riesgo de dejar de ser democracia.

También advertimos que parecería existir una tendencia general (en todos los órdenes y no sólo en cuestión de gobiernos) de buscar o de conformarse con los peores. Y de aquí, decíamos también, resulta que a veces acceden al poder un conjunto de individuos que por sus turbios antecedentes, por su frágil moral, por su ausente capacidad y otros rasgos afines conforman “el gobierno de los peores”, y entonces se nos ocurrió proponer para denominarlo el término kakistocracia.

Con posterioridad y no sin satisfacción hemos visto que el término halló eco en distinguidos colaboradores de esta página y en otras publicaciones y medios. Es que las palabras nacen y se imponen cuando hay cosas que designar. Si el término en cuestión tuvo eco, fue simplemente porque hacía falta!. Y precisamente por todo esto deseamos hacer algunas reflexiones más al respecto.

Se nos ha dicho y hemos leído que kakistocracia es sinónimo, o sería lo mismo, que chantocracia, vocablo formado no sin cierta arbitrariedad, con una expresión del lunfardo porteño (chanta) y una desinencia griega (kratía). Sin restarle toda validez a este término, debemos señalar que no hay tal sinonimia, al menos en la intención que quisimos darle a “kakistocracia”. El chanta es esencialmente un embaucador, un embustero, un trepador, alguien que habla mucho sin decir nada; en rigor, un macaneador, según el diccionario designa “al que no hace lo que dice” y “al que hace mal alguna cosa”. El chanta, en el lunfardismo porteño, designa, pues, un personaje nada recomendable, pero no demasiado perjudicial (a no ser por su capacidad de confundir las cosas) y, en definitiva, diríamos, casi inocente.
En cambio, kakistos, en griego es el superlativo de kakos. Kakos significa “malo”, y también, “sórdido”, “sucio”, “vil”, “incapaz”, “innoble”, “perverso”, “nocivo”, “funesto”, y otras cosas semejantes. Luego si kakos es lo malo, kakistos, superlativo, es lo más malo; es decir, lo peor. Plural de kakistos es kakistoi; es decir, los peores. De ahí que se nos ocurriera kakistocracia: gobierno de los peores.
Nos parece que surgen claras las diferencias entre el “chanta” y el kakistos. Hay varios matices, pero sobre todo hay un aspecto moral; el “chanta” puede ser –y frecuentemente lo es- inocente; el kakistos, en el sentido empleado es absolutamente responsable y culpable. Además, es el peor.

El significado profundo y real de kakistocracia sólo se capta en contraposición con aristocracia. Además –que designaba al “gobierno de los mejores” como aristocracia, e incluso circula otro de más reciente gestación- mediocracia : ¿porqué no acuñar un vocablo que designara no ya a los mediocres, sino decididamente a los peores?. ¿O es que los peores no tienen acceso a los gobiernos?. Ignoramos que haya alguna ley –escrita al menos- que lo impida. Y si esa ley existe, de hecho ha sido violada.

Cuando un grupo o un pueblo cede en su afán de promover a los mejores, entra indefectiblemente en un tobogán y pasando por los mediocres termina en los peores. No estamos aquí cuestionando formas de gobierno o modos de elegir gobernantes. Este es otro tema que quizá abordemos en una próxima oportunidad. Se trata fundamentalmente de un espíritu, de una inspiración, de una exigencia profunda de la conciencia individual y de la conciencia colectiva. Se trata de tender hacia abajo –mera gravitación- o de tender hacia arriba –afán de perfección-. Se trata de exigir y de exigirse menos o de exigir y de exigirse más. Se trata, en fin, de ser rebaño o de sentirse y actuar como persona humana. Porque la kakistocracia no sólo es un atentado contra la ética –ya de suyo infinitamente grave- sino también contra la estética, una falta de buen gusto.
Ver “Aristocracia y democracia”. “La Prensa”, 25 de diciembre de 1974

jueves, junio 05, 2008

Chile: Guagua que no llora, no mama.

Chile: Guagua que no llora, no mama.


La ciudadanía ya ha tomado conciencia, a nuestros gobernantes no les interesan los problemas populares, a no ser que estos tengan las suficientes fuerzas como para imponer en “las calles” los temas que les afligen y estén dispuestos a defender sus posturas a pesar de las amenazas y represión oficial.

Lo anterior, que ha sido demostrado por los estudiantes, los portuarios, los profesores, los sub contratados del cobre, la Asociación Nacional de Empleados Fiscales o la CUT, fuera de demostrar la absoluta falta de liderazgo de los gobiernos concertacionistas, arriesga al país a tener que arrodillarse ante quienes tengan fuerza.

¿Qué nos ha llevado a esta situación?, la respuesta parece ser evidente, demasiadas promesas sin cumplir, demasiados sueños tronchados por la incapacidad gubernamental, excesiva cantidad de mentiras para conseguir nuestros votos y la seguridad de que la autoridad hará oídos sordos de las peticiones tranquilas.

Las contradicciones permanentes entre los mismos miembros del Ejecutivo, el descontrol absoluto de sus parlamentarios y la torpe sobre exposición a la que están sometiendo a una Gobernante poco preparada y con escasos conocimientos producen la terrible imagen del “vacío” de poder.

Para la ciudadanía es preocupante, y hasta se presta para chirigotas, el hecho permanente de que la Presidente nunca habla de los temas en el momento, siempre tiene que esperar que sus asesores le preparen la respuesta, que lamentablemente no siempre apunta a las reales causas de los problemas.

Debemos reconocerle a la Presidente que es una lectora eximia, con apenas unas miradas avanza en la lectura del “discurso” que le han preparado, lee además, con cierta gracia y con un absoluto respeto a la puntuación, con un concepto envidiable de las necesarias pausas.

Lamentablemente no basta la simpatía ni el pertenecer al género femenino para ser un buen Gobernante, se requieren capacidades, de las que desgraciadamente, no vemos dotada a nuestra Mandatario.


La falta de liderazgo, la incapacidad de rodearse de buena gente, el asqueroso cuoteo y una agenda fuertemente distanciada de las necesidades populares no hace previsible una mejoría de las cosas.

martes, junio 03, 2008

Bolivia, peligra democracia...


BOLIVIA: PELIGRA DEMOCRACIA
Definitivamente a los marxistas, de disfracen con la careta que sea, no les interesa la opinión de los pueblos, lo han demostrado permanentemente los Hermanos Castro en Cuba, Hugo Chávez en Venezuela y ahora, siguiendo el mismo camino, Evo Morales de Bolivia.

Primero desconoció la voluntado popular de obtener autonomía del pueblo de Santa Cruz, ahora desconoce la “paliza” que recibió de las provincias pobres de Beni y de Pando, aduciendo que hubo gran abstención, pero callando que un 80% se manifestó por un sistema descentralizado.

Tarija decide el 22 de Junio, en una consulta popular similar a las anteriores, si también sigue los pasos de los pasos de las regiones “rebeldes” , situación que es bastante posible, lo que sin duda haría más fuerte la confrontación entre los opositores y el Gobierno de Morales.

Nosotros pensamos que en política no se puede intentar, al menos en democracia, imponer a los demás sus particulares visiones, porque esto casi siempre lleva a situaciones de irreconciliables y a enfrentamientos que generalmente conducen a dramáticos desenlaces.

Pensamos que don Evo Morales, hombre inteligente y muy bien preparado por las internacionales zurdas, recapacitará, dejando de lado esa tozudez y obcecación que no les permite reconocer errores ni tampoco rectificar los rumbos que claramente llevan un rumbo de colisión.

Morales ha tratado de usar a su favor la Unidad Nacional, que en caso alguno está en juego, porque en ninguna parte de ha hablado de secesiones o de divisiones del país, de lo que se trata es de dejar de depender de la burocracia paceña que frena toda posibilidad de desarrollo regional.

Al parecer al mismo ritmo en que se consolida el proceso autonomista, que avanza el que progresa muy fuerte, el Gobierno central comienza a debilitarse, y queda cada vez más arrinconado en la capital política de la Nación y en las zonas de producción de coca.

El Gobierno, sorpresivamente, aprobó en el Senado el llamado a un plebiscito revocatorio, que se encuentra totalmente paralizado en la Cámara de Diputados, y que analistas del país ya consideran poco probable que pueda llevarse a cabo.

Morales no puede seguir “cerrando puertas”, pues por el camino que va, solo llevará al país a una nueva polarización, de esas que en el pasado han causado mucho daño, e hipotecará irremisiblemente la posibilidad, tan necesaria para el pueblo, de alcanzar niveles apropiados de desarrollo.

Lo que vemos con más preocupación es que en la misma medida en que el Gobierno pierde ascendiente sobre la población, sus partidarios, que no son pocos, comienzan a sentir la tentación de usar la violencia, como se pudo comprobar el pasado fin de semana en que enardecidos quemaron la urnas de votación.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/