martes, diciembre 01, 2009

Primera vuelta con freno de mano, por Gonzalo Müller.

Primera vuelta con freno de mano, por Gonzalo Müller.

Extraño ha resultado este final de campaña. Normalmente el ritmo en esta etapa debiera ser creciente, con los candidatos desplegándose completamente en terreno, y aumentando sus propuestas y ofertas electorales. En cambio, vemos que parece que las campañas han entrado en pausa, preocupados los comando más de mantener lo que ya han logrado, y varios con la mente puesta en la segunda vuelta.

Pero justamente porque los candidatos parecieran ir con freno de mano, si vamos revisando la situación de cada uno de ellos quizás podremos entender su comportamiento.

Sebastián Piñera hace rato siente que, salvo un error propio, la elección presidencial va camino a instalarlo en La Moneda; esto explica que prácticamente no corra riesgos, y se vea bastante moderado en el despliegue comunicacional y físico de su campaña. Su posición de privilegio en las encuestas le augura una primera vuelta holgada, con más de 10 puntos de ventaja sobre Frei, quien es hasta aquí su más probable rival en enero. Este escenario es el de mayor comodidad y seguridad para Piñera, por la gran diferencia en las dinámicas internas de ambas candidaturas, una marcada por la unidad y la otra que va a llegar a diciembre con los mismos conflictos internos con los que comenzó. Así, poca novedad se espera de Piñera en estas 2 semanas antes de la elección; lo de él es aguardar la segunda vuelta. Ello parece razonable, por lo único de su escenario: siempre la Alianza había tenido que luchar y marcar el ritmo de las campañas para obtener su votación; ésta es la primera vez que el ritmo natural, lo cotidiano, jugará a favor de Piñera, y que la necesidad de sorprender y sumar votos están en los demás.

Para Eduardo Frei, la cosa no es muy distinta: sabe que congelar la actual situación le permite pasar a él a segunda vuelta, pese a todas las dificultades internas y externas que ha debido enfrentar. ¡Qué distinta esta elección a la que le tocó el 93, donde siempre contó con la suerte a su favor y donde, sin gran esfuerzo, se hizo no sólo de la Presidencia, sino que se transformó en el Presidente hasta ahora más votado por los chilenos! ¡Qué poco queda del Frei del 93! Hoy cuenta con menos de la mitad de ese apoyo. Mientras, ya se escuchan en el comando del candidato oficial de la Concertación las voces de cómo se prepara para segunda vuelta y cómo renovaría sus equipos.

¡Qué duda cabe de que Marco Enríquez-Ominami ha hecho de esta elección una elección diferente! Cambió el eje de Concertación v/s Alianza, agregando un contenido generacional y transversal, de que no sigan los mismos de siempre, que ha calado hondo en la ciudadanía y que lo ha llevado a disputar una opción de pasar a segunda vuelta. Así lo ha demostrado en los debates y en su propia franja, donde, además de promover su opción presidencial, la ha identificado fuertemente con el cambio. Pero la duda de si pasa o no a segunda vuelta es muy fuerte todavía; debiera ser el más arriesgado en propuestas y oferta, pero al parecer el vértigo de su campaña y las limitaciones de equipo y recursos, le han hecho muy difícil transmitir su mensaje. De pasar a segunda vuelta, es el candidato que más complica a Sebastián Piñera, al que no sólo le acorta bastante la diferencia en votos, sino que también en atributos.

En el caso de Arrate, se hace evidente su cambio de discurso, desde el candidato de izquierda que le interesaba poner temas en la agenda pública, a un candidato funcional, cuyo principal interés es seguir siendo relevante en segunda vuelta, ahora sin estar en la papeleta. Para esto ha hecho llamados a la unidad y a la responsabilidad política, para evitar a toda costa el triunfo de Piñera, lo que resulta al menos curioso proviniendo de alguien que se descolgó y rompió con su Partido Socialista y con la Concertación, para ser candidato presidencial.

Así, a 13 días de la elección las diferentes estrategias apuntan a contener el ritmo y guardar las balas de plata para enero... aunque alguno se puede quedar con las balas en el cajón.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/