miércoles, abril 22, 2009

El voto, arma ciudadana formidable.


El voto, arma ciudadana formidable.


Se ha convertido en un lugar común la afirmación de que no se participa en política porque esta es sucia, porque gane quien gane debemos seguir trabajando igual o porque siempre son los mismos, lo que nos lleva a algunas reflexiones.


Sin duda la política se ha transformado en una actividad dura, desprestigiada y hasta cierto punto con características circenses, por lo que resulta imprescindible la participación de ls componentes sanas de la población.


Es cierto que la politica tiene poca renovación, lo que ha transformado los cargos de elección pública en casi heredables, lo que sin duda es culpa nuestra que votamos por los mismos, cooperando a la no aparición de caras nuevas.


La afirmación de que debemos seguir trabajando es una realidad del porte de una catedral, pero, no debemos olvidar que es imperioso cambiar trabajos poco estables y mal pagados por pegas decentes.


Justificaciones para la desidia ciudadana pueden haber muchas y el resultado de esta actitud indolente es la perpetuación de Administraciones con escasas capacidades que se corrompen con suma facilidad.


Nos quejamos de lo que sucede, de los efectos de las malas determinaciones Gubernamentales o de los resultados de políticas erróneas, pero, lamentablemente no hacemos nada porque la situación cambie.


Pareciera que como pueblo no hemos internalizado el valor de nuestros votos ni la necesidad de castigar con ellos a los incapaces, corruptos y a aquellos que nos han engañado permanentemente.


El voto es un arma formidable, con el podemos sacar de las colocaciones de poder a aquellos que lo hacen mal, a aquellos que han abusado de la confianza de nuestros compatriotas, a aquellos que lucran del dolor del pueblo.


En Diciembre tenemos la posibilidad de utilizar cabalmente nuestro poder, votemos por aquellos que NO están en el poder, nuestro sufragio démoselo a esos que pueden provocar el cambio necesario.


Elegir a los mismos que llevan cuatro periodos demostrando que no se la pueden es el asesinato de las expectativas de desarrollo, a la vez que garantiza la muerte de los sueños de los más jóvenes y los humildes de la población.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/