viernes, septiembre 28, 2007

Algo sobre el Presupuesto.

No podemos decir que sea un buen día para Chile, apesar del Presupuesto hiper expansivo que presentó el Gobierno:

Recursos se concentran en seguridad, transportes y educación.
AUMENTO POR MINISTERIOS :
Seguridad ciudadana : 19,7%
Transporte : 18%
Educación : 15,3%
Justicia : 13,5%
Salud : 11%
Medidas Pro-Pymes : 10%
Según Velasco, Chile serà un paìs desarrollado en el 2.020 al anunciar presupuesto.

Solo cabe esperar que estos recursos, cuántiosos, que en total llegan a los 33 mil millones de dólares, aprox un millón de pesos por habitante del país, lleguen a los más necesitados, se cumpla lo planteado en la Ley y no tengamos que estar llorando por la pérdida de más jarrones en las administraciones concertacionistas.

miércoles, septiembre 26, 2007

Algo sobre DDHH.

Pinchando la imagen se amplía y se puede imprimir como un cartél


Los derechos humanos deben ser para TODOS los habitantes de nuestra tierra: Para los cesantes, para los Mapuches, para los estudiantes, para los trabajadores, para nuestros viejos, pero tambien deben incluir a los Uniformados perseguidos y encarcelados.

No hacerlo es cooperar con la estafa internacional que está promoviendo nuestra Presidente, que sostiene que Chile tiene los méritos suficientes para llegar a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

La discución de estos temas no puede significar que los sectores de izquierda tengan todos los derechos, mientras el resto del país solo alcanza a tener obligaciones.

martes, septiembre 25, 2007

El comentario político diferente, de Patricio Grez de Heeckeren.

El comentario político diferente, de Patricio Grez de Heeckeren.
En la entrevista que mi Gordis dio al Merculo en Agosto dijo que buscará "ampliar los espacios de libertad efectiva de las personas". Me encantó leerle eso, atesoro esa frase en mi mente con esa esperanza que nunca hay que perder. Pero día a día vemos como las iniciativas de los ministros de mi Gordis apuntan justamente en la dirección contraria de la libertad, un bien supremo de por sí, aparte de ser clave para el desarrollo.

Al proyecto de la Yasnita para destruir la libertad de educación se sumó el proyecto del gordazo Andrade para limitarle a los jóvenes la libertad de elegir su AFP, y ahora el propio Andrade, tal vez el mas nefasto de todos los ministros, nos anuncia proyectos antilibertarios a granel, se eliminan los grupos negociadores, solo un sindicato puede negociar, haciendo obligatoria la sindicalización.....¿Y si yo no quiero estar en el sindicato? ¿Y si yo prefiero negociar solo o con un grupo?...Me jodí nomás. Y a nivel macro por supuesto que todas estas imbecilidades tienen un solo nombre Mas-Rigidez-Laboral, o sea todo lo contrario de lo que el país necesita para crecer mas fuerte y darle empleo a las 2 millones de personas que no están trabajando debiendo estarlo, además de hacer subir los sueldos. El ministro del trabajo tiene que preocuparse de colaborar con la maximización del crecimiento económico para que esos dos millones de personas encuentren trabajo, y para que los sueldos suban.

Pero el guataca Andrade es de otra escuela, su visión es la que ha dominado la política chilena desde los viejos tiempos del populista Arturo Lissandri y todos sus sucesores izquierdosos. Es la visión de la lussha de clases. Es la visión de que los mejores salarios se obtienen como "conquistas" producto de la lusshha por los deressshhos. Es la visión fracasada que explica porqué la pobreza en 1973 era casi igual a la de 1920 tras 53 años de gobiernos con la misma visión de Andrade. Andrade, y los que piensan como el, hacen la vista gorda a los cochinos hechos, a las duras realidades, como aquella indesmentible realidad que durante la década de oro de la economía chilena, entre 1985 y 1995, cuando todos estábamos orgullosos de crecer como jaguares, los trabajadores vieron aumentar sus ingresos a tasas promedio del 7% anual. En la década siguiente el promedio bajó a 4% producto del deterioro del marco legal laboral y el menor crecimiento, ambos fenómenos que se retroalimentan mutuamente. Mientras mas trata de ayudar Andrade a los trabajadores (incluyendo a los dos millones de trabajadores sin pega) ...mientras mas los trata de "proteger"...mas los caga. De la Flexibilidad Laboral retrocedemos a la Rigidez Laboral, cuyo extremo es el rigor mortis laboral.

Los chilenos solemos adoptar pasivamente los argumentos de quienes nos mienten y nos prometen el paraíso terrenal para conservar el poder. Así, hacemos gala de nuestra poca inteligencia para diferenciar la verdad de la mentira. Cierto es que el circo gubernamental, el Gordis Circus, con sus actuaciones en tres pistas simultáneas, crea un problema de alojamiento para las voces más lejanas o aparentemente menos urgentes. Pero resulta desolador comprobar la falta de capacidad que tienen muchos de nuestros conciudadanos, para distinguir entre lo verdadero y lo falso y actuar razonablemente. Un gran número de pensadores serios han venido anunciando las consecuencias dañinas de la creciente rigidización laboral. Pero hay una minoría dominante y bullanguera en los medios de comunicación, que parece no importarle un comino. Está formada por funcionarios políticos y sindicalistas patoteros que no dejan de cantar loas a lo que llaman el "proteger a ls trabajadores" (es un decir). Y en esta nefasta carrera por la "corrección política laboral", no queda casi ningún político valiente que trate de explicarle al electorado como funcionan estas cosas, muy por el contrario, desde Pablito, pasando por Allamand, siguiendo con mi Cholsito, tan pagada de si misma ella...hasta los mas ultra de la izquierda, todos en la misma competencia por ser el mas populista e irresponsable. Métale nomás....mientras tanto el país se desliza a la mediocridad sudaca y permanecerá otros 200 años "en vías al desarrollo"...nunca llegando del todo....nunca del todo derrotando la pobreza....triste ¿No le parece?

Continúa el martirio a Normando Hernández, Periodista y preso político en Cuba

LIBERTAD AL PUEBLO CUBANO


Continúa el martirio a Normando Hernández, periodista y preso político cubano

Las ultimas informaciones llegadas de Cuba confirman que el prisionero de conciencia Normando Hernández González fue trasladado el pasado 14 de Septiembre desde la prisión de Kilo 7 en Camaguey, al Hospital Militar Carlos J. Finlay, en la Ciudad de La Habana. Oficiales de la Seguridad del Estado informaron a su esposa, Yarai Reyes Marín, que seria sometido a un chequeo general.

El pasado mes de Mayo el Gobierno de Costa Rica otorgo una visa humanitaria al opositor, gracias a las gestiones del diputado costarricense José M.Echandi, apoyadas por los también diputados Fernando Sánchez y Evita Argüedas. El diputado Echandi elevo en días pasados una denuncia al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, dada la insensibilidad del régimen castrista, que hizo caso omiso de dicha visa, y mantuvo en prisión a este destacado preso de conciencia.

El opositor Hernández esta en critico estado de salud, padeciendo de Síndrome de Mala Absorción Gastrointestinal, Giardasis o quistes en la vesícula, Duodenitis Eritematosa, Yeyunitis Crónica, intestinos y colon irritable, Avitaminosis, desnutrición, cefalea constante, dos vértebras comprimidas en la columna cervical, hipertensión arterial severa y perdida de la visión. Además se le hizo la prueba de la tuberculina, con la técnica Mantoux la cual dio Hiper Reactiva (14). Sufre de fatigas, mareos, inapetencia, crisis de diarreas y estreñimiento, nauseas, y tiene 14 Kg. por debajo de su peso corporal.

En conferencia de prensa efectuada el pasado 3 de Agosto en Miami, se dio a conocer una CARTA ABIERTA A LA OPINION PUBLICA INTERNACIONAL. Esta fue difundida simultáneamente en Ciudad de México. Con ella dio inicio una campaña internacional co-patrocinada por la Coordinadora Nacional Cubana y RELIAL (Red Liberal de América Latina) en pro de la libertad de este prisionero de conciencia. Cientos de medios de comunicación, partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil latinoamericana y europea han recibido la fuerza de esta campaña conjunta. La campaña continuara.

Normando Hernández es un símbolo de valentía y fidelidad a los principios de un pueblo, en su lucha por reconquistar la Libertad.

Volvemos a responsabilizar al régimen por la suerte de este joven periodista de 39 años, Director del Colegio de Periodistas Independientes de Camaguey. Seguiremos trabajando para denunciar su injusta prisión, y presionar en pro de su libertad.


Atentamente,

Coordinadora Nacional Cubana
lpedro152@yahoo.com


Red Liberal de América Latina (Relial)
victor.becerra@mexico.fnst.org

domingo, septiembre 23, 2007

Justicia dependiente, Gobierno incapaz....explosiva mezcla

“Ya es tiempo que la justicia en Santa Cruz pueda independizarse del poder político…Porque sólo la justicia puede ser garante de la paz social, sólo la justicia aleja la violencia, la prepotencia, el encubrimiento, la impunidad, y sólo la justicia nos permitirá vincularnos de una manera más democrática y más humana”.
Declaración del Obispado Argentino, (18 de agosto de 2007)

La frase que precede a esta nota, si no fuese del Obispado Argentino, es sin duda lo que hubiéramos esperado escuchar de la Iglesia Chilena o del Cardenal Errázuriz en la homilía del Tedeum realizado por Fiestas Patrias.

Nuestra Justicia, Constitucionalmente independiente, permanentemente da muestras de sumisión a las necesidades políticas del Poder Ejecutivo, lo que la transforma en un mito despreciable.

Sea por la dependencia producida por la necesidad de contar con el apoyo político para los ascensos a los cargos superiores o por las condicionantes de financiamiento del sistema, se ha perdido la independencia del Poder Judicial.

La injusticia a que se somete a algunos, como las leves condenas a quienes destruyeron a algunos parlamentarios o los odiosos castigos contra nuestros Militares nos deben hacer augurar injusticias para con toda la sociedad.

La única garantía de preservación de la democracia es terminar con el poder absoluto que tiene la Presidencia de la República y recuperar los equilibrios de poder que sabiamente instauró el constituyente al redactar la Constitución Vigente.

En este tema, como en todos los valóricos, se ha instalado un peligroso relativismo, que algunos disfrazan como tolerancia y que nosotros vemos como una muestra de cinismo intolerable.
Imagen de la Justicia tomada de
http://patalata.net/files/1467/justicia-thumb.GIF
*****
Las medidas anunciadas por el Gobierno para detener la violencia, centradas básicamente en el control de armas, son evidentemente insuficientes y tardías. El resto de las medidas, poner mayor cantidad de dinero para equipamiento policial, nos parece bien, aunque debemos advertir que no servirá de nada mientras la policía tenga las manos atadas por el impedimento político para defenderse Las medidas no son novedosas, pues al menos 17 planes similares se han anunciado en los últimos años.
Los anuncios, después de 12 días de los vergonzosos sucesos que terminaron con el Cabo Vera de Carabineros asesinado y más de 40 funcionarios policiales heridos nos demuestran una vez más la falta de voluntad del Ejecutivo para combatir al terrorismo y la delincuencia que asolan al país. Como esperábamos, después de muchas reuniones se produjo el parto de los montes, naciendo un miserable ratón.

viernes, septiembre 21, 2007


Violencia y Delincuencia Otra Vez, por Gonzalo Fuenzalida F., Presidente ONG Víctimas de la Delincuencia.


Al parecer, ya se ha vuelto tradicional, que al menos dos veces al año, esto es, el “día del joven combatiente” y el “11 de septiembre”, Santiago sea víctima de bandas armadas que transforman nuestra ciudad en un lugar de violencia y delincuencia sin freno alguno. Esto ha traído heridos, detenidos y recientemente la muerte cobarde de un carabinero en servicio.

Al parecer, nuevamente, ha tenido que pagar con su vida un ser humano para que el mundo político salga de sus problemas cotidianos y se de cuenta que la violencia y la delincuencia que vivimos los ciudadanos desde hace ya un tiempo largo, no es una sensación creada por los medios ni una psicosis mancomunada. Al parecer la delincuencia ya no es solamente una violación de los derechos de propiedad como muchos legisladores creen y callan cuando este tema es prioridad. La delincuencia es una violación de los derechos más fundamentales del ser humano, derechos que se vulneran sistemáticamente día a día y que transforman a ciudadanos libres y pacíficos en víctimas del miedo, la frustración e indefensión.

¿Porqué los derechos humanos sólo existen cuando el violador es el Estado? ¿Qué pasa cuando nuestros derechos a la intimidad, a la paz, a nuestro esfuerzo, se ven violados por otros ciudadanos que libremente irrumpen en nuestras vidas? ¿Acaso ya no existen derechos humanos?

Llama la atención cómo se toma palco para hacer declaraciones políticas de todos lados, cuando la delincuencia asoma, pero al final del día las soluciones no llegan. Y lo que es peor aún, uno no puede quedar indiferente a la propuesta hecha por la Senadora Alvear, quien propone llevar a cabo una marcha ciudadana por la paz encabezada por la misma Presidenta Michelle Bachelet.

Si bien es cierto que la propia Presidenta ha postulado un gobierno ciudadano, en donde cada uno de los chilenos tiene, en teoría, el derecho y deber de proponer los cambios necesarios para hacer de Chile un país mejor, sorprende que una Senadora de la Republica de Chile incite a los ciudadanos en comunión con la Presidenta a hacer en la calle políticas públicas.

Las manifestaciones nacen como una necesidad de recordarle al gobierno de turno que sus ¨clientes¨, trabajadores comunes como usted y como yo, están disconformes y que algo en el sistema está fallando. Es sólo una muestra de estar hartos de que se nos prometan soluciones sin tenerlas dentro de los plazos reales.

La violencia y la delincuencia sin quererlo, se ha transformado en un negocio rentable para muchos, pero sigue siendo un pésimo negocio para todos nosotros.

jueves, septiembre 20, 2007

La viga en el ojo de la Chol, por Hermógenes Perez de Arce

Una de las desgracias políticas chilenas ha sido tener una DC de izquierda. Y de eso se dan cuenta los DC en el exterior y lo dicen, lo que irrita a la presidenta del partido local. En efecto, elegido Frei Montalva, en 1964, con votos de la derecha, se creyó que haría un gobierno de centro inclinado hacia ella, como los DC de Europa. Tanto, que la derecha casi desapareció, pues su electorado volcó sus votos a la DC en las parlamentarias de 1965. Pero, cometiendo uno de los errores más garrafales de la historia política, Frei se izquierdizó, pavimentó el camino al marxismo y quedó como “El Kerensky Chileno”, título del libro de Fabio Vidigal, cuya circulación, con poca tolerancia democrática, prohibió.

Ahora, el presidente de la organización DC de América, el mexicano Manuel Espino, dice lo obvio: que “la DC chilena debería definir si sigue o no en un bloque izquierdizado”. Cosa ya sugerida por Aznar, cuyo PP es parte de la Internacional DC. Pero Soledad Alvear le ha replicado al primero con virulencia, diciéndole, entre otras cosas, que “los partidos de la derecha chilena que usted promueve... fueron los que sustentaron una de las dictaduras más atroces de América Latina”.

Frase fantástica, por provenir de la presidenta de un partido aliado con los socialistas, que siempre sustentaron la dictadura más atroz de América Latina, la de Fidel Castro (17 mil muertos), y pretendieron reeditarla en Chile. El Partido Socialista fue admirador de los “socialismos reales” y del brutal régimen de Honecker, en Alemania Oriental. Sus dirigentes asilados allá aplaudían cuando, desde sus cómodos departamentos, oían tabletear las ametralladoras matando alemanes que querían atravesar el muro y vivir en libertad. Y ahora ellos y su aliada DC se aprestan a pactar con el Partido Comunista, avalando implícitamente su historial de 100 millones de muertes, de las dictaduras más atroces de la historia de la humanidad, y de asesinatos terroristas acá.

Pero la frase de Alvear es doblemente fantástica, pues la propia DC también sustentó a la que ahora llama “una de las dictaduras más atroces de América Latina”. Basta leer las defensas que Frei Montalva y Aylwin hacían de la Junta, después del 11 de septiembre, cuando justamente tenía lugar la mayor parte de las muertes habidas bajo ese gobierno, en el período hasta el 31 de diciembre de 1973.

Entonces, según cifras de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación, murieron mil 522 personas a manos de los uniformados, de las dos mil 774 que cayeron en los 17 años de ese régimen. Es decir, para emplear el lenguaje de Soledad Alvear, cuando la “dictadura” era más “atroz”, la DC no sólo la “sustentaba”, sino que la defendía internacionalmente y proclamaba que Chile había sido salvado de una dictadura comunista totalitaria, lo que era, por lo demás, verdad. Soledad Alvear, pues, ha visto la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio.

Cambiarse de bando cuando el peligro había pasado fue fácil para la DC, y rentable. Así logró la Presidencia dos veces, con el apoyo de los mismos a los cuales consiguió echar en 1973 recurriendo a los militares. Pues primero los incitó y después los aplaudió. Claro, cuando pasó el peligro, los condenó y denostó. ¡Qué juego de piernas!

Pero ahora hace ya dos gobiernos que no consigue la Presidencia y, entretanto, fue superada, como primer partido del país, por la UDI, formada por quienes más consecuentemente apoyaron a la Junta y, con sólo excepciones aisladas, mantienen su reconocimiento a ella. A veces, en política la consecuencia renta más que las vueltas de chaqueta.

Artículo tomado de Diario El Mercurio

viernes, septiembre 14, 2007



Huevo ético
por Álvaro Bardón.

Ya no me convidan a nada-Embajadas, ministerios, transnacionales-, ni siquiera a las comisiones de la Presidenta, y menos aún a la última, de la "equidad", "caridad", "ética", o algo así.

Al parecer, se trata de una cura colectiva para gente que, por décadas, viene sufriendo de esa especie de enfermedad de denunciar que los pobres no pueden esperar. Lo cual estaría muy bien si no fuera porque los pobres siguen igual, por las políticas socialistas de décadas de derroche estatal en mala administración de ministerios, hospitales y colegios, ferrocarriles y "transanlagos", superintendencias y subsecretarías, elevados pagos a ministros (sobres brujos incluidos), becas, agregadurías y premios nacionales para "progresistas", embajadas, sernacs, indígenas, mideplanes, las como 30 clásicas comisiones de innovación (más un reciente consejo, ávido de "royalties") y una veintena de programas "sociales" y antidelincuencia, de todos los cuales no más de un par son rescatables.

Los éticos socialistas nunca propondrán terminar con el derroche fiscal, para redirigirlo hacia los pobres en un chequecito mensual. Para curar sus males mentales y dormir bien, propondrán, en cambio, subir los impuestos, partiendo por el IVA comepobres, y gastar más en educación, salud y unos 10 mil "servidores públicos" de pobres, algo que ahora sí funcionará.

Para los socialistas, se trata de quitarles a los ricos y no de ayudar directamente a los pobres con cheques y oportunidades. Esto último suena a "neoliberalismo", satanización con la que pretenden descalificar al liberalismo, de gran éxito reciente, después de la ruina socialista-comunista y el éxito del capitalismo.

Nuestros intelectuales no propondrán concluir con la falta de libertad de trabajo y emprendimiento. Al revés, acentuarán los controles, sin abrir verdaderas oportunidades sanas de empleo. Así, continuarán marginados y sin pega unos dos millones de chilenos pobres, fenómeno que se acentuará con las restricciones y costos estatales y municipales ligados a la iniciación de actividades, baños separados, patentes de alcoholes, restricciones ambientales, de salud, de fumar y de facturas del SII, no más taxis ni "micros libres", persecución de vendedores ambulantes y quiosqueros (ya vienen los malabaristas), dirigismo del manejo de playas, islas, árboles y bosques e impedimentos insoportables para formar colegios, universidades, centros de salud, etcétera.

Este etcétera daría para reformas microeconómicas interminables, que los políticos e intelectuales consideran picantes e indignas. A ellos no les preocupan las políticas proteccionistas que gravan a los pobres en favor de los ricos y del fisco, al encarecer el azúcar, el trigo, la harina, el pan, la bencina, el alcohol, los refrescos, autos y ropas usadas, el crédito popular y otros bienes como la carne argentina o la leche. Menos les importa el costo de las casas populares, inflado por las restricciones al tipo de vivienda, el límite a las ciudades y a la altura de los edificios o los costos de notarios y conservadores.

Hace falta un obispo que proponga incentivar, al menos tributariamente, la caridad, el trabajo de niños pobres y la educación en la casa. Esto, además de los 10 mandamientos y la pareja a la antigua, cuyo debilitamiento explica buena parte de la pobreza moderna, en especial de infantes.

Para que me vuelvan a convidar, voy a hacer una proposición ética imposible de rehusar: todo chileno, vivo o muerto, percibirá de por vida 500 mil pesos mensuales, sin trabajar. El huevo ético de Colón.

miércoles, septiembre 12, 2007

Chile, dos almas, dos mundos.

Los partidarios del Gobierno Militar, encabezado por el General Augusto Pinochet Ugarte, Q.E.P.D., celebraron el 11 con ceremonias litúrgicas, comidas, reuniones en lugares cerrados o sencillamente recordando en sus casas. Oraron por el futuro de la Patria, se alegraron por la inmensa obra del Gobierno Cívico Militar, manifestaron preocupación por los destinos de la Nación, además de encomendar a Dios el alma del líder que nos abandonó hace nueve meses.

Los marxistas y extremistas de izquierda recordaron la fecha con lo único que saben hacer, siembra de odio y divisiones, inútiles marchas de homenaje al borrachín en Presidente Allende, si ese que destruyó el país. A la caída de la noche, y ciertamente a rostro cubierto, cortaron el servicio eléctrico, hicieron barricadas, saquearon cuanto encontraron a su paso, destruyeron el amoblado urbano y agredieron con armamento pesado a Carabineros, uno de los cuales fue vilmente asesinado y 42 quedaron heridos.

Sin duda las diferencias son marcadas, los primeros, los que apoyaron a Pinochet, son gente honesta, trabajadora, patriota, preocupados por su pueblo, leales, y orgullosos de que su gobierno haya sacado al país de la destrucción en que lo dejaron, los mismos que hoy gobiernan, para encabezar un proceso de reconstrucción social, moral, político, institucional y económico que causó admiración mundial, llevando a cabo una transición ejemplar.

Los del otro lado, lamentablemente, solo aspiran a obtener el poder para subyugar a nuestra Patria, son agentes de internacionales de turbios designios, utilizan las necesidades populares para obtener el poder al que aspiran con ansias. Incapaces de convencer a nuestros compatriotas, solo son capaces de recurrir al matonaje y el terrorismo para lograr sus torvas intentonas. Sus motivaciones básicas son el odio, el engaño y el resentimiento.

Son dos mundos diferente, el de los unos, lleno de valores e ideales, basados en el amor a Dios y al prójimo, acompañado de fuertes ligazones con nuestro terruño, su historia y sus tradiciones. El otro, ateo, totalitario, apatrida y nutrido solamente por los más bajos instintos de que es capaz de cobijar el alma de los mas corruptos de los humanos.

Sin duda los primeros, aquellos que amamos a nuestra Patria y respetamos nuestra historia, somos más y mejores, lo que debe llevarnos a una simple pregunta ¿Porqué los otros nos ganan y son gobierno?, la respuesta es brutalmente sencilla, porque no estamos dispuestos a mentir, estafar y engañar a la ciudadanía para que vote por nosotros. Porque no estamos dispuestos a cambiar nuestros valores por poder y, sobre todo, porque consideramos que el populismo es utilizar los dramas humanos en beneficio propio.

Por nuestros valores, que son trascendentales, por la Patria, por nuestro pueblo, por el futuro de la generaciones jóvenes, por la existencia de oportunidades para todos, por la verdadera justicia social, es imperioso que los chilenos, esos con el corazón bien puesto, nos pongamos a trabajar para sacar de La Moneda a la pandilla de ineptos y corruptos que tanto daño hacen a la ciudadanía.


NOS OFRECEN CAMBIOS REVOLUCIONARIOS
Y NOS DAN SOLAMENTE ROBOLUCION.

martes, septiembre 11, 2007

AL 11.
José M. Flores Burgos.
Al 11/09/1973 yo tenía 20 años, estudiaba tercero de Ingeniería en la U, era dirigente de alumnos y vocal de la FECH. Realizaba activismo político-sindical en el Cordón Vicuña Mackenna. Por orden del Departamento Nacional Sindical del Partido Socialista, milité en el PS desde los 14 años de edad, como dirigente secundario.
El 11 fui destinado a apoyar la resistencia en la empresa IRT del Cordón, esperando armas para defender el gobierno popular. Se suponía que gente con preparación paramilitar nos apoyaría. Por la ineficiencia de nuestros dirigentes de entonces, no existió tal apoyo.
Teníamos la certeza de que se aproximaba un golpe militar: todos estábamos conscientes que íbamos a enfrentar un período duro, de sangre y fuego, y esperábamos resultar vencedores. Los riesgos los teníamos claros.
Sin armas, sin medios de defensa ni de ataque y con escasos obreros, fui detenido el 12/09 por FF. EE. del Ejército que allanaron las fábricas, donde no hubo ninguna resistencia. Fui trasladado al Estadio Chile y cerca del día 18 o 19/09 llevado al Estadio Nacional. Trasladado a los camarines bajo la marquesina, no vi la luz del sol hasta pocos días de ser evacuado el Estadio. Junto a muchos otros fui dejado en “Libertad Condicional” ¿Por qué? Hasta hoy lo ignoro.
Desde que fui detenido hasta que comí la primera comida pasaron ocho días. Fui torturado en muchas de las formas ahora conocidas y relatadas por otros prisioneros en el Informe. Creo que fui de los primeros detenidos desaparecidos que hubo: compartí la celda-camarín con muchos que ocupan cargos importantes de gobierno, con sacerdotes, con periodistas extranjeros y nacionales, extranjeros y compañeros de partido. Supe de hombría y solidaridad. Sufrí lo inimaginable; no sé cuántas veces fui objeto de simulacros y otros tormentos, que hasta la fecha no los he mencionado ni los mencionaré. ¿Para qué? ¿Para hacerme sentir un mártir de la causa? ¿Para satisfacer las necesidades de voyerismo político de algunos? ¿Para calmar el sadismo político de otros que les encanta escuchar sobre torturas? ¿Para encontrar chivos expiatorios en terceros? ¿Es que acaso mi dolor y el de mi familia se borrarán con el relato de torturas?
Yo no rasgo vestiduras. Asumo lo que me tocó vivir en esa época y en esas fechas y en esas circunstancias. Por eso no concurrí a declarar a la Comisión : porque yo sabía en lo que estaba metido y lo que podía pasar. No sentí miedo ni temor al sufrimiento: sólo impotencia, por no haber contado con los medios para haber sido nosotros quienes tuviéramos el sartén por el mango. Rabia, porque muchos de quienes nos indujeron y a quienes veíamos como nuestros líderes en la tarde del 11 estaban asilados.
Pero hacerme pasar por víctima, ¿víctima de qué, si yo también, a pesar de mi juventud, sabía lo
que se venía y a lo que estábamos expuestos? ¿O los compañeros de entonces me van a decir que no sabían lo que podía venir con un golpe? No pudimos ni supimos prepararnos, ni mucho menos evitarlo. Que el golpe borró de un plumazo mi carrera de Ingeniería, tal vez. ¿Que tuvo mucho costo personal? Es cierto. ¿Que murieron muchos inocentes? Es verdad. ¿Que el golpe me dejó una herida abierta? Claro que sí, pero el tiempo se ha encargado de cerrarla, aun cuando es imposible borrar la cicatriz que tengo en el alma. Pero asumo, y por eso no concurrí a la Comisión.
Conozco personas detenidas por diferentes circunstancias, sin torturas físicas, por breves períodos de tiempo y que han declarado ante la Comisión. Allá ellos, y si les satisface o no la pensión que les entregarán. Me duelen mucho los comentarios de amistades que al enterarse que no fui a la Comisión me han tratado de torpe, ya que no tendré una pensión. La gente se ha vuelto más materialista. Pero no usufructuaré de una situación y de una ventaja económica por haber hecho y actuado como lo hice y obré hace 30 años.
El que casi un 70% de quienes declararon ante la Comisión hayan sido por situaciones de los primeros meses del golpe me parece un aprovechamiento de unos cuantos, pero allá ellos. Un deseo tal vez masoquista de decir yo fui torturado y por eso el Estado me debe una compensación.
Asumo mi propio mea culpa sin chivos expiatorios ni caza de brujas. Tratando de entender el contexto histórico en el cual todos fuimos presa de un odio y pasión política que ojalá nunca más vuelva a ocurrir. Ahora es fácil cargarse la culpa los unos a los otros. Ahora es fácil hablar de la locura de esos años, pero creo que es muy difícil hacerlo mediante una reflexión honesta, pura, sin odios y transparente como la que he tratado de relatar.
Por ello no fui a declarar a la Comisión, y eso me tranquiliza.

Nota de la Redacción: Aunque no compartimos el análisis ni la descripción de hechos, nos parece respetable, además de honesta, la explicación y las actitudes de quien suscribe estas líneas. Debiera hacernos meditar a todos, de todos los sectores, pues algo no funciona en una sociedad en la que la “explotación” de las miserias humanas se utiliza con fines económicos.

lunes, septiembre 10, 2007

Nuestra visión del 11 de Septiembre

.

Feliz 11 de Septiembre Chile.


Pocos países en su historia deben tanto a tan pocos. Casi nunca los resultados de los esfuerzos de esos pocos han tenido tan buenos resultados. Nuestras Fuerzas Armadas, en sus 17 años de Gobierno, esos años que algunos prefieren llamar de dictadura, reconstruyeron la Nación, dándole un impulso impresionante que hasta hoy, a pesar de los esfuerzos en contrario de nuestros Gobernantes, sigue dando frutos que admiran al mundo.

Como quienes les sucedieron son de una inaudita “frescura”, han tratado de adueñarse de los éxitos y se vanaglorian de los resultados. Esta actitud, vergonzosa por cierto, les instalará en la Historia como simples ladrones. Pero si hasta la Constitución de Pinochet ahora lleva la firma de Ricardo Lagos. No son capaces de crear nada y mucho menos de administrar eficientemente la obra de otros, por lo que lentamente el desarrollo se ido deteniendo, llegando a cifra extremadamente mediocres.

Como son vengativos, que quieren desquitarse de que en los años 70 no les hayamos permitido establecer la dictadura del proletariado, ni hayamos aceptados ser los hermanos menores de su amada Rusia, ahora persiguen con saña a quienes les derrotaron, negándoles los derechos procesales, encarcelándolos, falsificando o inventando leyes. Les han transformado en parias de la Patria que ellos recuperaron para los chilenos.

Sin lugar a dudas cumplieron plenamente con las expectativas de una sociedad que les exigió poner fin al desastroso experimento comunista de Allende y los frutos de el sacrificio supremos que se les requirió, en el que han perdido hasta la parte más hermosa de su vida familiar, lo recibimos, a título gratuito, todos los ciudadanos de la nación.

Nosotros, sin complejos de ninguna especie, con la satisfacción de ver a nuestra patria salvada de la desquiciada destrucción a la que pretendieron llevarlas, después de que evitaron una guerra civil espantosa y una horrible guerra con Argentina, después de que reconstruyeron el país social, moral, económica y Jurídicamente, no podemos mas que declarar nuestro agradecimiento y la solidaridad para con los que son perseguidos.


Viva Chile
Viva el Gobierno de las Fuerzas Armadas
Viva la Libertad que nos legaron
LIBERTAD A NUESTROS PRESOS POLÍTICOS.

Chile no daba más el 10 de Septiembre de 1973

Para ampliar la imagen haga clic sobre ella. Desde la página que abre se puede imprimir sin problemas.

Chile no daba más. La situación social, política, económica y moral había llegado a límites intolerables. El proceso, de acuerdo a las afirmaciones de las autoridades era irreversible. Los que podían huían del país. El resto se aprestaba a defenderse del sistema opresor que nos pretendían imponer o sucumbían en un conformismo desmoralizador.

Las Fuerzas Armadas y de orden no decían nada, ya las instancias institucionales habían hablado advirtiendo que el proceso de génesis democrática había degenerado en una completa ilegalidad e inconstitucionalidad. La armada había zarpado de Valparaíso para unirse a la operación UNITAS. Todo hacía presagiar que la suerte estaba echada para el país.

La prensa oficialista seguía sus campañas de odios y fomentando las divisiones, la prédica de la guerra civil era constante, las amenazas a los opositores habían subido de tono, los extremistas ya actuaban como dueños del país. El país no funcionaba, la industria, el comercio, los transportes, la minería y los estudiantes estaban totalmente paralizados.

Los partidos políticos opositores, Democracia Cristiana, Nacional, Democracia Radical e Izquierda Radical, habían convocado a una monumental concentración en la Av. Grecia, donde el único orador, el Presidente de la DC, Patricio Aylwin, llamó a las Fuerzas Armadas y de Orden a terminar con la pesadilla que estaba sufriendo la ciudadanía.

El pueblo, engañado como siempre, contaba con grandes cantidades de papel moneda, sin tener nada que comprar, los escaparates estaban vacíos, los precios, en el mercado negro fomentado por el oficialismo subían a valores inalcanzables. La inflación estaba desatada. El año terminaría con guarismos inflacionarios del mil por ciento.

Sigilosamente los Generales Augusto Pinochet Ugarte, del Ejército, Gustavo Leigh Guzmán, de Aviación, el Vicealmirante José Toribio Merino Castro, y el General de Carabineros, Cesar Mendoza Durán, habían decidido que el 11 pondrían fin al nefasto experimento de la Unidad Popular. Cuatro cabezas para un movimiento que tenía detrás a miles de oficiales y suboficiales y a una tropa dispuesta al combate.

El país, se fue a dormir, con esa tensa calma que imponía la situación, alerta contra los ataque vandálicos del extremismo, sumido en negros presagios de que estábamos en un punto sin retorno, preparándose, para al otro día ejercer la única labor existente, hacer cola para obtener algún alimento y luchar contra el opresor sistema castro-marxista que se instalaba en la Patria.

sábado, septiembre 08, 2007

Nuestra visión.



Algunos pretenden que ser independiente significa no tener opiniones ni recordar lo que ha sucedido en el país.

Nosotros, al revez creemos que las personas sin opiniones ni recuerdos solo son pasto para el "pastoreo" de la demagogía y el populismo.

Ser independientes es no tener compromiso con las facciones en disputa, pero tener claridad sobre lo que el país necesita y quienes están más capacitados para lograrlo.

Mario Montes, Director de esta publicación.

Panel fotográfico con material tomado de C.E.P., para ampliar imágenes haga clic sobre foto.

En la mañana del 9 de Septiembre de 1973 ya los chilenos habíamos perdido las esperanzas de que el Gobierno Marxista de Allende rectificada sus afanes totalitarios, respetara la institucionalidad y no tratara de imponer, siendo él minoría, su voluntad a una inmensa mayoría de la ciudadanía que se oponía a sus designios.

Las dueñas de casa ya se encontraban, desde hacía varias horas, haciendo colas para tratar de conseguir algún alimento, los estudiantes se aprestaban a seguir sus protestas, los sindicatos tenían paralizado el país, los profesionales daban una fuerte pelea contra la dictadura, el país estaba totalmente paralizado.

Allende anunciaba que no quedaba harina para pan, sus grupos armados se aprestaban a dar el zarpazo final contra la institucionalidad burguesa, los terroristas internacionales hacían volar puentes y torres de alta tensión. Los buses de la locomoción colectiva eran permanentemente asediados e incendiados.

No se vislumbraba como nos desharíamos de la pandilla fidelista que se había apoderado del poder. La prédica de odio era constante, ya no se hablaba de adversarios, simplemente quienes pensaban distinto eran enemigos. Allende y sus boys se aprestaban a dar un auto golpe.

Las manifestaciones callejeras, de ambos lados, se sucedían a cada instante. Unos para reclamar por su libertad, otros obligados por trabajar en empresas robadas por el Estado. Manifestaciones de mujeres fueron cobardemente agredidas lanzándoles papas con gillettes, hojas de afeitar, que dejaron cientos de heridos.

La ilegalidad corroía la institucionalidad, la Ley era simplemente letra muerta, la Constitución un mero papel sin valor, el Congreso, algo sin importancia y sus resoluciones sin valor, la Justicia el blanco de la más ignominiosa campaña de desprestigio y sus fallos ignorados.

El Chile de la Unidad Popular, esa que comandaba Salvador Allende, no tenía presente, mucho menos un destino de Libertad y Democracia. Los chilenos preveíamos que nunca saldríamos de la dictadura que se estaba consolidando. Todo pertenecía al Estado, por lo tanto solo se podía trabajar siendo empleados de éste.

La inflación, que llegó casi al 1000% ese año aniquilaba los salarios, que aunque subían mensualmente, lo hacían con menos velocidad que los precios manejados desde el Gobierno con un mercado negro deshumanizado. La desesperación cundía entre nuestros con nacionales.

Brigadas de matones, como la Elmo Catalán, del Partido Socialista, o las Ramona Parra, del Partido Comunista, eran utilizadas para acallar a los opositores o a aquellos que tuvieran la osadía de protestar por la mala administración o el mercado negro. Todo parecía perdido. Chile caía por el tobogán rojo a niveles de miseria desconocidos.

viernes, septiembre 07, 2007


A los "soldados olvidados" y a los "soldados activos" en este 11 de septiembre

Por Eric Villena Donoso

Mil novecientos setenta y tres, país de ciervos, dispersos, sin orden, despedazados, despojados, hambrientos, asolados por catorce mil terroristas invasores, víctimas de toda especie de ruina.

A 34 años de ese 11 de Septiembre del que fueron partícipes entre vítores y aplausos cuando los fueron a buscar a sus cuarteles, hoy los Ejércitos de tierra, mar y aire, siguen siendo la salvaguardia de lo permanente, (incluida nuestra Historia reciente), pero viven momentos límites, sumisos a una curiosa democracia que ellos mismos recuperaron. Las Fuerzas Armadas y de Orden deben demandar, requerir y exigir... dignidad pública.

Señores Comandantes en Jefe, hay una Historia de la que no se pueden desligar y que debiera llenarlos de orgullo. Ustedes fueron parte del Gobierno de las Fuerzas Armadas y de Orden que por 17 años condujo los destinos de nuestro país. Seamos claro, UDS. fueron parte del exitoso gobierno de las Fuerzas Armadas, Régimen Militar que tuvo vocación de interinidad y antes de someterse al veredicto de las urnas, reconstruyó los valores orgánicos, libres y eternos del individuo portador de un alma, de la familia, del sindicato, los municipios, de las unidades naturales de convivencia de nuestra larga geografía y que además fueron visionariamente regionalizados.

En este mes celebramos las glorias del Ejército, sin embargo "el Ejército vencedor jamás vencido", hoy es "un Ejército prudente, jamás valiente", con actitudes tibias y apoyos "relativos dentro de lo debido". Se crucifica a un General de División que se rebela y denuncia con impotencia la persecución de la que es parte, con un puñado de militares que se repiten y que fueron elegidos para pagar por toda una Institución, por todo un gobierno. Sin embargo, a mi modesto entender, los que debieran estar en el cadalso, son los que obedecen a un Ministro de Defensa fundador del Movimiento terrorista MIR, los que se inclinan y aceptan a un Subsecretario de Aviación, que fue guerrillero en Nicaragua, Raúl Vergara Meneses, nombre político "David", condenado a la pena de muerte en calidad de autor por los delitos de traición y de promoción a la sedición, previstos en el Código de Justicia Militar, y para colmo de ignominia, debiendo aceptar una Primera Mandataria cuyo último conviviente conocido, que dormía con ella, fue el Jefe de Propaganda del FMR, Alex Vojkovic, que usaba como nombre de combate, Jorge Salas, terrorista que tuvo que ver con la directa planificación y posterior ejecución del atentado del general Pinochet que le costó la vida a cinco de sus escoltas y dejó a doce de ellos lisiados.

Este es el escenario, y se debe celebrar bajo la conducción de estos seudos mecenas de vestíbulo, las Glorias del Ejército de Chile, esa institución matriz de la que nació el resto de las FF.AA. y de Orden, es más, puedo afirmar que Chile es un país fundado por el Ejército y que requiere de sus Fuerzas Armadas para sostenerse.

Siempre tenemos la secreta esperanza de ver en ellas un destello de virilidad que les permita recuperar dignidad, resucitar una familia militar en extinción, verlos preocuparse de aquellos heridos camaradas de armas, entregados a manos de gendarmes y a toda suerte de vejámenes en sus diarios desfiles en los tribunales. En estas fechas importantes en que se profundizan nuestras diarias cavilaciones, sin temor a equivocarme, tengo la certeza que el Ejército sabe que debe hacer rectificaciones, que debe escuchar a la oficialidad joven y sus comentarios de casino que ya trascienden, y en la tarea permanente de mantener incólume los principios que lo sustentan, no pueden abandonar a su suerte a sus combatientes del 73' que confían en ellos para mantener la tenue esperanza de poder regresar a sus hogares.

No hay Ejército de ayer ni de hoy; es el mismo y en el anhelado reencuentro de la civilidad con sus Fuerzas Armadas, no se excluye a ninguno de sus integrantes, ni activos, ni pasivos, aunque estos últimos tengan sus derechos ciudadanos suspendidos, y con una incomunicación obligada que los priva de toda participación y de toda defensa; no olviden que son parte viva y relevante de unas Fuerzas Armadas y de Orden, que contribuyeron directamente en el Gobierno más exitoso de los últimos cien años y que les hicieron camino a los actuales mandos para llegar a las jerarquías que hoy día transitoriamente ostentan.

Queremos verlos participar activamente en tareas que les compete y de las que son garantes. Es en las Fuerzas Armadas y de Orden, a través de articulados vigentes de la Justicia, donde descansa el resguardo de nuestros emblemas patrios, de nuestro Escudo Nacional, nuestro Himno, nuestra Bandera, nuestros símbolos, nuestro lema. ¿No es penoso ver que el Escudo de Chile fuera reemplazado por unos cubos infantiles? Y que nuestro Himno Nacional y héroes de la estatura del Capitán Arturo Prat Chacón, incluso sean utilizados para spot publicitarios de un Banco estatal, caricaturizado en diálogos con un pato inanimado y mientras tanto los encargados de hacer y decir algo se mantienen en silencio. ¿Y dónde está la llama de la libertad? ¿Por qué se sacó la Proclama de la Honorable Junta Militar de Gobierno desde el hall central de la Escuela Militar?

La victoria de un 11 de Septiembre, es furia y derrota de un sector revanchista de la izquierda, en la que impera el odio y la venganza, pero tengamos siempre presente que ante el peligro nacional, el país siempre se agrupará junto a sus FF.AA. A pesar del dolor y la decepción transitoria que afecta a un sector importante de sus filas, por el escaso pago para una deuda tan grande que se les debe, la opinión pública, más temprano que tarde, deberá reconocerlos y rehabilitarlos en el lugar que les corresponda. Las FF.AA. y de Orden abrieron las Alamedas por las que hoy transitan los políticos; y la libertad y la democracia de la cual se vanaglorian, fueron rescatadas en la mañana de un once de septiembre de hace treinta y cuatro años. Es el legado que se le entregó a la Concertación, después de 17 años de sacrificio.

¡Lamentablemente en Chile a los patriotas solamente se les reconoce con el tiempo, porque la gratitud no es inmediata!

En momentos en que la Patria los está tratando injustamente, tramitados por una justicia lenta y manipulada, sumidos en el olvido de sus propios camaradas de armas que les han vuelto la espalda, deben sentirse soldados con honor, que cumplieron con su deber incorporados al destino de una nación que les exigió protagonismo. ¡Y hoy, no crean que están solos!

En la soledad de sus circunstancias, fortalézcanse en la familia, en sus amigos verdaderos, en el recuerdo y en la Historia exitosa de la que fueron arriesgados actores. Sin soberbia ni decaimiento, con el alma tranquila, y con la fuerza que reciben a cada instante de Dios, en este día 11 de Septiembre, con profundo afecto quiero saludarles y hacerles saber que en las circunstancias que la Divina Providencia les tenga reservada a futuro, en lo que a mí se refiere, siempre contarán con un chileno agradecido y de buena memoria.

¡Viva el 11 de Septiembre!
¡Viva el Almirante José T. Merino Castro (Q.E.P.D.)!
¡Viva el General Gustavo Leigh Guzmán (Q.E.P.D.)!
¡Viva el General César Mendoza Durán ( Q.E.P.D.)!
¡Viva nuestra Segunda Independencia Nacional!
¡Vivan los dos Capitanes Generales que ha tenido la Patria!

¡Se puede ser valiente sin pertenecer a las Fuerzas Armadas, pero todavía creo que no se puede pertenecer a la Fuerzas Armadas sin ser valiente! Señores Comandantes en Jefe, la historia es demasiado seria para ser dejada en manos de los historiadores o de Ministros Especiales de los Tribunales que quieren llegar a ser Supremos por designación de la actual Presidenta.


jueves, septiembre 06, 2007

Derechos Humanos en chile, un nuevo mito que cae.

NACIONAL
Las Cifras siguen desmintiendo el triunfalismo auto satisfactorio de las autoridades de Gobierno, ahora la Encuesta CASEN, Encuesta de Caracterización Socioeconómica, demuestra la falsedad del bienestar que se pregona que tiene la población, más de un millón de personas tienen ingresos iguales o inferiores al salario mínimo, las mujeres siguen siendo discriminadas y obteniendo rentas menores que los hombres.

Como lapidario califico este resultado el Subsecretario del Trabajo Zarko Luksoc. Nosotros, que hemos denunciado permanentemente esta situación, pensamos, por lo que vemos en la calle, que las cifras son superiores, pero además es necesario agregar a ello los casi 500 mil cesantes y las decenas de miles que están adscritos a los planes oficiales de desempleo.

2.208.937 personas que viven bajo la línea de pobreza, de las cuales 516.738 en la indigencia, solo demuestran la soberbia incapacidad de las autoridades, la mala focalización de la inversión social y, a lo mejor lo que es más grave, una insensibilidad intolerable. Chile requiere menos palabrería “bonita” y más acciones verdaderas para superar este flagelo vergonzante.

Creemos que ya ha llegado el momento en que el Gobierno deje de tratar de engañar a la población con cifras engañosas, que reconozco el escaso avance que el país ha tenido en la superación de la pobreza, además, ciertamente, de que se pongan en vigencia planes específicos que revitalicen a las moribundas PYMES y pongan al país en la senda del crecimiento.

Poco sacamos con declaraciones rimbombantes de la Mandatario, o de los voladores de luces ha que nos tienen acostumbrados, ahora, es imprescindible crear políticas de reactivación reales, créditos blandos para la producción, terminando de paso con la usura que asfixia a las clases medias, amnistía de las deudas tributarias y conmutación de las multas por atrasos provisionales.

Insistimos en la afirmación de que se ha fomentado un sistema perverso que mantiene a la gente “callada” por miedo a perder pegas mal pagadas y caer, por falta de posibilidades de pago, en el maldito DICOM, que hace desaparecer en vida a los ciudadanos. La mantención de un estado rico con una población pauperizada es una monstruosidad inaceptable.

En nuestro país se están produciendo transgresiones permanentes y sistemáticas a los derechos humanos, al negarle a los ciudadanos la posibilidad de trabajar, el acceso a una salud digna, la inexistencia de una educación adecuada a los tiempos, el notable abandono de nuestros viejos, las pensiones miserables de los pensionados o los salarios mezquinos que reciben los trabajadores. El cuadro se completa con la negación de Justicia que se hace a los uniformados o con la aterradora impunidad de la delincuencia que tiene aterrorizada a la sociedad.

miércoles, septiembre 05, 2007

Comencemos por casa Señorita Presidente.

Para ampliar imagen, hacer clic sobre ella. Foto tomada de Diario La Segunda.
Sin duda resulta conmovedor ver a la Presidente Michelle Bachelet en su visita al Parque del Museo Memorial de la Paz de Hiroshima, que recuerda a las víctimas de las bombas atómicas norteamericanas en la segunda guerra, el año 1945, cuya lección dolorosa, lamentablemente no ha sido entendida por las sociedades contemporáneas, que a pesar de la caída de muros, sigue empeñada en la destrucción del planeta. Sus declaraciones, confesándose impresionada y emocionada, sin duda son compartidas por todas las personas “normales” de este mundo.

Claro, que esperaríamos que las impresiones de nuestra Mandatario comenzaran por casa, sobre todo en momentos en que su administración viola sistemáticamente los Derechos Humanos de los capitalinos con un sistema infra-humano de transportes colectivos, de gran parte de los chilenos al negarles una salud de calidad que puede financiar un estado rico, de los jóvenes al cerrarles la puerta al futuro con una educación deficiente, de centenares de miles de cesantes a los que se niega la posibilidad de mantener a sus familias, o de millones de viejos semi abandonados, eso sin considerar a inmensos sectores de la sociedad a los que se les niega la Justicia.

Nuestra Gobernante parece no haber comprendido la naturaleza del trabajo que le asignó la ciudadanía, que en caso alguno es el de relacionadora pública internacional, al elegirla para la Primera Magistratura, para que cumpliendo su programa, ampliamente difundido, solucionara los problemas de nuestro pueblo. Creemos, lo decimos por enésima vez, que la “regente” debe aterrizar sus prioridades y agenda, para estar al real servicio de nuestros conciudadanos. Pensamos que todavía tiene posibilidades de rectificar y evitar ser catalogada como la peor Gobernante de nuestra Historia.


martes, septiembre 04, 2007

Si no se la puede, váyase.

( Bachelet en Japón)

Mucha alharaca hace la administración sobre el presunto buen manejo de la Economía, las cifras “acomodadas” entregadas por el INE, que a esta altura suena como Instituto Nacional del Engaño, demuestran los contrario. La inflación de Agosto, que acumula un 5% en lo que va corrido del año, demuestra que la inflación se escapa, dejando en el pasado la promesa de control de las alzas,

No cabe duda que esta, que es una muy mala noticia, afecta primordialmente a los sectores más desprotegidos de la población, que ven con espanto que sus magras remuneraciones se esfuman. Pensamos que esta es otra demostración de la falta de capacidad de quienes nos gobiernan, llegaron al poder apoyados por los más humildes, a quienes hacen pagar duramente su confianza.

Consideramos que ante la situación, además del necesario cambio de gabinete que hemos pregonado, es imprescindible que se rebaje de inmediato los impuestos mas regresivos, como el IVA, que consume casi el 20% de los ingresos de los más pobres, y del Impuesto a los combustibles, que encarece artificialmente todos los productos y la movilización popular.

Es además indispensable que el Estado deje de jugar con los dineros de la Nación, invierta bien la inmensa cantidad de recursos con que cuenta, termine con la “farra” que se está pegando con fines electorales, que se tomen medidas serias para reactivar a las PYMES. Nunca el Fisco había sido tan rico, con una población más llena de problemas, y pocas veces se ha visto un manejo económico tan malo.

Es imperioso terminar con la corrupción que destruye la moral del país e implica ingentes pérdidas monetarias, poner fin a los gastos superfluos de la estructura oficial, detener el derroche increíble y la escandalosa publicidad con que se publicita la labor gubernamental, que generalmente son solo voladores de luces.

lunes, septiembre 03, 2007

4 de Septiembre de 1970, Allende gana elecciones presidenciales.


Hace 37 años ganó las elecciones presidenciales don Salvador Allende Gossens, quien mediante engaños y manipulaciones logró el apoyo de la Democracia Cristiana para ser ratificado por el Congreso. Allende, que asumió el 4 de Noviembre de ese año, lo hizo en un proceso totalmente Constitucional, lo que legitimaba su llegada al poder.

Sus intentos por hacerse del poder total, su escaso respeto a la Constitución y las Leyes, el manejo desaprensivo de la economía que destruyó la productividad nacional, la degradación moral, su abusivo intento de estatizarlo todo, al margen de la legislación, la falta de alimentos básicos, quitaron legitimidad al proceso.

Todos otros poderes del Estado, Justicia y Parlamento, declararon la ilegalidad del régimen, la Contraloría tuvo arduo trabajo intentando custodiar la legalidad de la administración. El pueblo, organizaciones sindicales, patronales, estudiantes, campesinos presionaban para poner fin al traumático experimento.

Los 1000 días negros del Gobierno de Allende se caracterizaron por la completa sumisión a los intereses de la Unión Soviética, al mando de Fidel Castro, fueron de una constante prédica de odios y de enfrentamiento social. Fueron mil días que terminaron con la convivencia nacional, con la institucionalidad y con la posibilidad de progreso nacional.

Hoy la publicidad izquierdista, que además cuenta con todos los medios del Estado, nos quiere convencer que el alcohólico ex Presidente era un demócrata y que hizo un buen Gobierno.
A pesar de obtener una magra mayoría, solo saco poco más de un 36% de los votos, imponiendose a Jorge Alessandri por unos 30 mil votos, trato de imponer la Dictadura del proletariado.

domingo, septiembre 02, 2007

Chile ha sido reiteradamente engañado.

Chilenos protestan más porqué han sido “estafados”
No cabe duda alguna de que el Gobierno de Michelle Bachelet Jeria es el que ha recibido mayores protestas de la ciudadanía, claro en comparación de los otros de la Concertación. Los motivos para esta situación son varios, aunque consideramos que básicamente se deben al desencanto de la gente, por la mala administración, y al convencimiento de la población de que las promesas realizadas se esfumaron. Ya nadie cree que la alegría vendrá, o que podemos esperar la Patria buena, de Aylwin, ni los buenos tiempos, de Frei, o el crecimiento con igualdad, de Lagos, ni mucho menos aún en el estoy contigo de Bachelet.

La gente ya no cree posible que con la misma gente lleguen a cumplirse las ofrecidas mejorías en educación, salud, seguridad publica, igualdad de oportunidades, justicia social, vivienda digna o mejor calidad de vida enfáticamente pregonados por los últimos cuatro programas de Gobierno que llevaron a La Moneda a Mandatarios de la coalición oficialista. Ya hemos detectado, al menos una gran mayoría de los chilenos, que son muy buenos para ofrecer y extraordinariamente malos para concretar.

Jugaron demasiado con las esperanzas y los sueños del pueblo. De allí que la Presidente, que además carece del peso necesario y es dudoso que tenga las capacidades precisas, deba “desaparecer” cada vez que las cosas se ponen malas o permanecer “muda” hasta que sus asesores le preparen respuestas para las inquietudes de una población que se encuentra cada vez más molesta.

18 protestas masivas y prolongadas, cientos de manifestaciones espontáneas, contra manifestaciones en sus actos de proselitismo personal han jalonado estos casi 18 meses de mandato. Los chilenos han entendido que solamente de quienes son capaces de protestar con mucha fuerza se preocupan en el Gobierno, al menos de entregarles una “aspirina” que calme la situación.

Nunca habíamos tenido gobiernos que recibieran el gobierno con mejor situación, hace 17 años Chile marchaba a paso firme con rumbo al desarrollo. Hoy, cifras distorsionadas por el alto precio de las materias primas, nos muestran un país con una macro economía robustas, con inmensas cantidades de dinero en cajas, pero cada vez más relentizado en su camino al primer mundo.

Lo que no han entendido nuestros Gobernantes es que los problemas no se solucionan con “frases bonitas”, ni con sonrisas bobaliconas, mucho menos aún intentando tirarlas bajo la alfombra. La Presidente no cuenta con equipos de gente capacitada, parece haber escogido a sus Ministros solo por la “ley” del miserable cuoteo. Le han faltado a la Mandatario “agallas” para despedir a gente que a pesar de ser muy bien remunerada, no hace bien la pega encomendada.

Creemos que el Gobierno de Bachelet pasará a la historia con el triste record de ser uno de los peores que ha tenido Chile, porque además se ha consolidado un Estado rico, que exprime a los contribuyentes, que nada hace por mejorar, de verdad, la situación de los más desamparados de nuestro país.

sábado, septiembre 01, 2007

Chile merece más. 2 de Septiembre de 2007.

Puntualizaciones, por Mario Montes.

Somos orgullosos de nuestros ancestros, sean estos los originarios, formados por los Mapuches, Diaguitas, y otras etnias autóctonas, o por los españoles u otras razas llegadas a nuestro novel País, conformando la raza chilena.

Nos sentimos plenamente representados por aquellos que lucharon y dieron la vida por obtener la independencia y legarnos la libertad del Imperio Español, a la vez que rendimos tributo a quienes dieron forma a la Patria.

Nuestros héroes de guerra merecen nuestro agradecimiento por su entrega y valor, a la vez de considerarlos un ejemplo inolvidable que debiera ser imitado por las generaciones actuales.

Somos agradecidos de quiénes viendo la Patria en peligro de disolución y con el Estado de derecho amenazado, dejaron de lado su tranquilidad y reconstruyeron el país moral, social, institucional y económicamente.

Todos estos sentimientos, que por razones obvias son de satisfacción, se ven entristecidos al ver que el país ha involucionado en estos últimos años, de concertación, cimentando la injusticia social.

No nos gusta lo que vemos, no nos satisface la incapacidad ni la falta de amor patrio de nuestros Gobernantes, nos duele la institucionalización de la injusticia, nos preocupa la falta de expectativas populares.

Nos preocupa la falta de Justicia con que se procesa a los uniformados, dejando en suspenso las garantías de igualdad y debido proceso que establece nuestra Constitución Política del Estado.

Nos inquieta ver que la educación, la salud, el empleo digno, la seguridad ciudadana, la movilización colectiva, la vivienda digna, la situación de los ancianos, las relaciones internacionales, se encuentran deterioradas de manera inaceptable.

Nos intranquiliza de sobre manera constatar que el Estado es ineficiente al momento de invertir los recursos de la ciudadanía y que hemos llegado al absurdo, moralmente inaceptable, de tener un fisco rico y una ciudadanía pauperizada.

Consideramos atingentes estas puntualizaciones por motivos diversos, uno, importante, porque no queremos ser cómplices del deterioro nacional, y dos, porque nos preocupa un posible estallido social provocado por la “sordera” oficialista a los problemas populares.

Nos altera constar que hemos aprendido poco de nuestra historia, sobre todo de los hechos recientes, y que nos arriesga a repetir las situaciones de dolor que hemos vivido. Nos subleva la falta de respeto permanente de las autoridades, que tratan se seguir engañándonos.

Esperamos que estas “puntualizaciones” nos lleven a reflexionar, pues nos parece irracional que sigamos tratando de tirar bajo la alfombra las realidades y tendiendo cortinas de humo que descontextualicen las verdades.

UN NUEVO GOBIERNO CONCERTACIONISTA SERIA UNA PESADA CONDENA PARA EL PUEBLO CHILENO

Seríamos todas reinas (reyes), por Hernán Felipe Errázuriz.

En Chile, todo político que se respete a sí mismo piensa ser Presidente de la República. Adivinas, aduladores y egolatrías suelen contribuir a esos sueños. Pero, oficialmente, no hay candidatos, aunque más de una decena está en campaña encubierta, y muchos otros en la secreta espera de reemplazarlos. Como casi todos dejan de reconocer sus candidaturas, las falsas negativas pasan a ser socialmente aceptables. Antes de admitir públicamente sus postulaciones, el pololeo es largo y a escondidas, "que no se sepa". El anuncio se hará en un estado avanzado del embarazo, y previa la bendición de dirigentes de los partidos y, si son oficialistas, del Presidente o Presidenta. Todos intentarán demorar al máximo la competencia, por temores de perder relevancia.

Extraña república, extraños candidatos y extraño sistema político, porque ya sabemos quiénes están en el ruedo. La gran incógnita es sólo quién resultará elegido.

En Estados Unidos ocurre lo contrario. Quienes aspiran a la Presidencia no esconden sus ambiciones. Los interesados mueven sus colitas varios años antes de la elección presidencial. Allí nadie se disculpa por anticipar las campañas. Tampoco se les ocurre esperar la unción de los dirigentes partidistas ni, menos, el parecer del Presidente en ejercicio. No hay pretensiones ocultas, y ninguno afirma que está disponible "si me lo piden". Lo que importa es el trabajo y las capacidades personales para atraer a los electores y a los financistas.

En Estados Unidos, la recta final de la carrera presidencial ya comenzó, y con mayor impaciencia que nunca. El país está polarizado, y 23 estados (incluyendo Nueva York y California) quieren anticipar sus primarias para el martes 5 de febrero (martes tsunami) y así evitar la desproporcionada influencia de las de Iowa y New Hampshire, dos estados con escasa población, pero que, por la antelación de sus resultados, tienen una influencia exagerada, casi supersticiosa en los demás.

La campaña es larga e impredecible. Las candidaturas pueden hundirse, las circunstancias políticas son dinámicas, ocurren eventos inesperados que cambian las percepciones, y hay temas dominantes, como Irak, que podrían tener otro desenlace.
Lo que está claro es que, por el momento, el 50 por ciento de los electores votaría por los demócratas, y sólo el 35 por ciento por los republicanos.

Al igual que en Chile, el proceso es caótico, fluido y de resultados inesperados, pero sin nuestras hipocresías de aspiraciones escondidas con candidaturas no oficializada.

Un comentario diferente, por Patricio Grez de Heeckeren.

Vladimir Escalona, a quien le gusta respaldar a mi Gordis solo día por medio, está muy amostazado pues había apostado que el llamado de su compañero Martínez a ocupar las calles e incendiar Smogtiago por los cuatro costados sería la ocasión de oro para acelerar la revolución socialista que añora íntimamente desde su infancia. Pero la intentona violentista hizo el ridículo mas lamentable, se chingó el petardo, no salieron a las calles los 6 millones de chaaaajaooores con banderas rojas y el puño en alto, nada de eso pasó, al contrario, fueron solo las minorías termocefálicas de siempre, incluyendo a Stalin Navarro quien debiera ser constitucionalmente despedido del Senado por no hacer su pega y andar revolviendo el gallinero, que es lo único que sabe hacer aparte de copy/paste desde Wikipedia.

Es cada día mas claro que el aparato estatal se ha sobredimensionado y que sus tejidos adiposos han abarcado áreas que no le son propias. Este estado de cosas se nos hace insoportable para los ciudadanos contribuyentes, ya que nunca el todopoderoso Estado retrocede con sus tentáculos que abarcan campos cada vez más amplios, al tiempo que se descuidan las funciones centrales en cuanto a la protección de derechos de los ciudadanos a trabajar tranquilos y circular por nuestras ciudades. La comparación con el clima reinante durante la UP es inevitable, el Estado de Derecho y la institucionalidad son lentamente erosionados desde el propio gobierno socialista, es una realidad insoslayable que hasta las avestruces mas escapistas están empezando a reconocer.

En este cuadro le cabe a la DC una responsabilidad inmensa, al interior de la Coalición de Izquierda, antes y después de estos eventos increíbles, ha sido la voz de mi querida Cholsito la única razonable, la única moderada, la única leal. Yo entiendo perfectamente la vocación de la DC por mantenerse en el poder, para eso están los partidos políticos, para estar en el poder. Pero también hay que hacerlo desde las ideas, desde la responsabilidad, desde la lealtad, alejada de la retórica populista, demagógica y rupturista de los socialistas. Y por eso nunca pierdo las esperanzas, la DC tiene que abandonar una coalición donde ya no pertenece y unirse a la gran mayoría de chilenos que llevaremos a la Alianza al gobierno el 2009.


Hechos y no Palabras, por Mario Montes.

Grandes esfuerzos se han realizado para vendernos una concertación exitosa, un Ricardo Lagos estadista y una gran preocupación por los más desposeídos. Con el fin de terminar con una mitología engañosa tomaremos algunos “planes estrella” de los últimos años, que a nosotros nos llevan a concluir que son simplemente unos fiascos o unas verdaderas estafas a la fe pública.

Autopistas licitadas: El estado dejó de invertir en rutas por las que nos ha cobrado tributos durante años, las vendió a privados que hicieron algunos arreglos, lo que implica que debemos seguir pagando por su uso durante muchos años más. Buenas rutas para los que pueden pagar, lucimiento para los gobernantes con obras que no han hecho y la segregación de los sectores más humildes de la población.

Educación: Una inmensa inversión que casi cuadriplica los gastos, al menos cinco reformas al sistema, para obtener como resultado un evidente retroceso en el rubro que implica una involución que “asesina” los sueños de los jóvenes y mantiene en condiciones deplorables al magisterio.

Salud: A pesar de las inmensas inversiones en el sector, la población se encuentra mucho más desprotegida. El plan AUGE, como lo confirma la Contraloría General de la República, es un fiasco, que mantiene largas listas de espera, se sigue abusando de los profesionales de la Salud , un sistema de control y seguimiento de los pacientes, deficiente, que hasta pone en riesgo la vida de los usuarios. Médicos que operan en horarios funcionarios y cobran doble remuneración por las intervenciones.

Ferrocarriles del Estado: Todavía no se apagaban los ecos “poéticos” con que Lagos inauguró el ferrocarril al sur y ya dejaban de funcionar. Se compró material rodante reacondicionado, con altísimos sobreprecios. Como resultado, seguimos sin transporte ferroviario, mientras EFE acumula miles de millones de pesos en pérdidas, existiendo serias dudas sobre la honestidad de la administración.

Transantiago: Una vergonzosa planificación, Gobierno de Lagos, que sub-dimensionó la cantidad de buses necesarios, haciéndose los lesos con la construcción de la infraestructura imprescindible. Una puesta en marcha absurda y despreocupada de la gente, Gobierno de Bachelet, que terminó con el descanso y vida familiar de los trabajadores, llevó a la Capital al caos y que subsiste sólo por la vía de los subsidios, que a Moya han significado poner miles de millones de pesos.
Seguridad Ciudadana: Mucho ruido con la contratación de miles de policías, la compra de millares de vehículos motorizados, para que la población se sienta cada día más desprotegida y los lugares públicos sean copados por las mafias delictuales y los traficantes de drogas.

Obras Públicas: Las rutas nacionales se encuentran en un estado calamitoso, obras realizadas con gran parafernalia, como la repavimentación de la Alameda o algunos puentes, colapsaron dejando inmensas pérdidas materiales y un inmenso costo financiero para el Estado y un siniestro costo en vidas humanas. El ejemplo vergonzoso del puente de Aysén, prometido por el Gobernante y su candidata a la sucesión, resultaron ser sólo “voladores de luces” para engañar al pueblo.
Trabajo: Como los hechos son porfiados, a pesar de las exitistas cifras entregadas por el oficialismo, continúan habiendo en Chile medio millón de cesantes y una inmensa falange formada por millones de personas que escasamente obtienen el sueldo mínimo como remuneración. Resulta una ironía hablar del País rico que nos muestra la macroeconomía, mientras vemos las apremiantes necesidades de los pobres que escasamente subsisten con una micro-economía mal manejada.
En esta breve pincelada creemos haber desnudado la esencia sólo publicitaria de nuestros gobernantes, una manifiesta incapacidad, una permanente improvisación, grandes actos de corrupción y una política permanente de engaños para “apernarse” en la Administración del Estado.
Como agravante, queremos destacar que se ha jugado con las esperanzas del pueblo, se ha expropiado los sueños de los jóvenes y manipulado las necesidades de los viejos. Pensamos, que lo descrito constituye una afrentosa, masiva y abusiva trasgresión a los derechos humanos de los chilenos.
Los concertados se han instalado en el Olimpo, claro son cada día más poderosos y ricos, desentendiéndose de ese Chile real que vivimos el resto de los compatriotas. Si bajaran al pueblo se darían cuenta de las inmensas insatisfacciones que existen y de las frustraciones que han provocado.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/