jueves, septiembre 30, 2010

Yo, Montt, por Gonzalo Rojas Sánchez.

Yo, Montt,

por Gonzalo Rojas Sánchez.



El libro que bajo este nombre ha publicado Cristóbal García-Huidobro, joven profesor de la Facultad de Derecho de la P. Universidad Católica de Chile, merece el tiempo de diez mil chilenos, uno por uno.



La biografía es breve, ágil, documentada y ejemplarizadora. ¿Se puede pedir menos a un libro sobre uno de los dos o tres ciudadanos más notables de nuestra Historia? (por cierto, no fue considerado entre los 50 más importantes, por TVN y su comisión).



Está presente en la obra el Manuel Montt real (y con mayúsculas) pero también se asoma a través del notable presidente, el manuel montt en potencia (con minúsculas) que lleva cada chileno dentro de sí.



Basta que cada compatriota le pegue un empujón enérgico a sus afanes de servicio, de honradez, de orden, de progreso (de virtudes, al fin de cuentas) para que aparezcan en la vida de muchos chilenos esos deseados Montt que tanto necesita la Patria. Con esa mirada lo esperaban sus padres, después de haber recibido cuatro hijas mujeres y un primer hijo varón fallecido al poco tiempo: Manuel era el deseado.



A veces se oye la queja: en medio de tanta difusión del mal, de la mediocridad, de los mínimos, faltan las figuras ejemplares, pero de carne hueso, que puedan ser imitadas por el chileno de a pie.



Falso. Ahí están junto a la de Montt, las biografías de Arturo Prat, de Manuel José Yrarrázaval y de Julio Philippi, así como las semblanzas sobre Jaime Eyzaguire; y se esperan para pronto las biografías de Abdón Cifuentes, de Jorge Prat y de Jaime Guzmán.



Los ejemplos están, y muy a la mano. Simplemente hay que saberlos buscar.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/