jueves, mayo 29, 2008

El descrédito de la Política

El descrédito de la Política

Las cosas marchan de mal en peor, antes teníamos un gobierno malo, pero avalado por una coalición oficialista que se veía monolítica. Ahora seguimos teniendo el mismo pésimo Gobierno, pero con una concertación con un alto grado de descomposición.

Esta situación, que debiera sernos agradable, porque implica que se acercan a dejar el poder, nos parece preocupante, pues la debilitación de una de las dos grandes coaliciones que se ha logrado establecer, además de enrarecer el ambiente nos arriesga a dejar coja la mesa.

Los motivos para estas aprehensiones son muchos, pero el mas importante tiene que ver con que es necesario el contrapeso, tanto en las instituciones, que como sabemos no existe, como en las fuerzas políticas, como única forma de evitar tentaciones populistas o totalitarias.

Nosotros tenemos claro que la concertación cumplió un ciclo, que opinamos ha sido malo, pero se ha desgastado, ha perdido las pocas ideas que tenía y como para agregarle gravedad a esta situación, se ha corrompido intensamente.

No queremos que nos mal entiendan no todos los concertados son corruptos, aunque hay bastantes, lo que nos preguntamos al constatar esta situación es ¿ que siguen haciendo dentro de esa asociación semi ilícita personas que son honestas a carta cabal?

Se nos podrá decir que porque tradicionalmente han pertenecido a alguna de las colectividades que la conforman, pero, cuándo constatamos que solo se han convertido en grotescas máquinas de poder es de personas inteligentes buscar otro alero.

Como ejemplo platearemos que queda del Partido Socialista, Marxista y Revolucionario como para que algún viejo camarada siga sintiéndose identificado por sus colores, la respuesta es que el único remanente es el logo de América con el hacha.

O la pregunta generalizada de cuales son los remanentes del corporativismo, el catolicismo o la democracia que restan en el Partido Demócrata Cristiano, y la respuesta es lamentablemente la misma, la flecha falangista.

Donde quedaron las proposiciones de revoluciones en libertad, cuando se han convertido en meros administradores de la herencia de Pinochet o los afanes de justicia de los otros que solo pelean por dietas mas abultadas.

Hasta el momento se han demostrado como profesionales de la construcción de eslóganes, como expertos en el uso de los problemas de la gente, como voraces buitres que quieren devorar el Tesoro Nacional.

De las ideas iniciales no queda nada, es cierto muchas han sido superadas por el tiempo, pero de allí a perder la identidad, tratar de disfrazarse permanentemente para caerle simpáticos a los socios o al electorado nos parece que hay una distancia sideral.

Los Partidos, es cierto, deben ser los interpretes de la ciudadanía, pero partiendo de la base inequívoca de principios claros e intransables, analizando la problemática nacional desde una propuesta ideológica propia y conocida.

Lamentablemente las agrupaciones políticas de hoy no están actuando por valores ni por ideas, solo se están movilizando por los resultados de la última encuesta, lo que no deja de ser preocupante, pues como ellos mismos han afirmado solo corresponden a una instantánea de un momento.

Después de hacer estas reflexiones se entiende el por qué de que casi el 40% del padrón electoral se excusa de participar en la vida cívica y se entiende con claridad el motivo por el que un alto porcentaje de la población no tiene interés en inscribirse en los Registros Electorales.

Con tristeza uno constata que la actividad publica, noble por excelencia, se ha desprestigiado por el actuar de su gente y porque la han convertido en un sainete ridículo en el que las posiciones se cambian con la misma frecuencia que la camisa.

Nota Final: No ayuda a prestigiar a la “clase” ver corrientemente las sala de sesión del Congreso casi vacías mientras algunos de sus colegas se pegan unas largas peroratas, que ocasionalmente corresponden a temas importantes.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/