martes, agosto 10, 2010

Ecuador y Chile: Lazos fortalecidos y una misma línea, por Hernán Felipe Errázuriz.





Ecuador y Chile: Lazos fortalecidos y una misma línea,

por Hernán Felipe Errázuriz.

Con acuerdos positivos para Ecuador, Chile y sus pueblos culminó la visita del Presidente Sebastián Piñera a Quito. Los Presidentes Rafael Correa y Sebastián Piñera manifestaron la plena coincidencia respecto de la vigencia, alcances y contenidos de la Declaración de Santiago de 1952 y del Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marítima de 1954 y expresaron su satisfacción por los logros derivados de los mismos. Confirmaron, además, su visión común frente a temas vinculados con el Derecho del Mar y su amplia cooperación en la materia.



La declaración de los mandatarios reitera la posición histórica de ambos países sobre sus límites marítimos debidamente fijados por dichos tratados, suscritos también por Perú, que ha pretendido desconocer sus alcances en su demanda presentada ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya. La declaración presidencial coincide con la publicación en Ecuador del Acuerdo Ministerial 081 y su Anexo, la Carta Náutica IOA 42, que grafica el límite marítimo Ecuador-Perú y el límite exterior -sector sur- de la República de Ecuador, aprobados por su cancillería y por su Ministerio de Defensa y el Presidente Correa.



El Acuerdo Ministerial 081 y la Carta Náutica anexa tienen por sí mismos valor ante la Corte Internacional de Justicia: permiten avalar la interpretación acorde, ecuatoriana-chilena, de los tratados del Pacífico Sur, que Perú infundada y artificiosamente pretende impugnar.



La cartografía ecuatoriana reafirma que el límite marítimo se aplica conforme al paralelo y en toda la extensión de su zona marítima, no sólo en aquellas secciones que se proyectarían de sus islas. Muestra también el efecto de las líneas de base recta que intersectan el paralelo del límite con Perú, conforme a los tratados de 1952 y 1954. Esta delimitación entrega estabilidad a la frontera, seguridad y solvencia jurídica a la soberanía de Ecuador y no abre espacios de negociación, como lo ha pretendido Perú, que de paso intentaba amagar por esta vía las relaciones entre Chile y Ecuador, y apoyar su reclamación ante La Haya.



La declaración conjunta reafirma legítimamente la soberanía marítima de Chile y Ecuador, respaldada por tratados de más de cinco décadas, vigentes, claros y reconocidos internacionalmente, que establecen el límite marítimo entre los tres países suscriptores, Chile, Ecuador y Perú.



El acuerdo entre los mandatarios es el resultado de una persistente, prolongada y amplia cooperación entre Chile y Ecuador y del trabajo perseverante de sus ministros de relaciones exteriores, de sus embajadores y cancillerías, expresado en una variedad de acuerdos de asociación, complementación y en convenios comerciales, mineros, energéticos, de cooperación cultural y en los más diversos campos sociales, de la seguridad ciudadana, narcotráfico, migratorios y de la defensa.



Los entendimientos alcanzados por los presidente Piñera y Correa y por sus cancilleres anticipan una nueva etapa de fortalecimiento de las relaciones bilaterales a través de los diversos mecanismos institucionales existentes, muy especialmente en el marco del Acuerdo de Asociación suscrito entre ambos países en marzo de 2008 y de los convenios que deben surgir de este encuentro. Para ello ciertamente habrá que trabajar, adoptar compromisos, reforzar las misiones diplomáticas y disponer de los medios necesarios para que puedan cumplirlos.



A la vez, con la visita del Presidente Piñera a Quito se consolidan las relaciones entre Chile y Ecuador como una prioridad y política de Estado, que trasciende a los cambios de gobierno, que supera los intentos foráneos por enfriarlas y que restan toda fuerza a los debates internos que sugirieron presentar riesgos de su desvalorización.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/