viernes, febrero 29, 2008

DIVAGANDO SOBRE NUESTRA REALIDAD.

La economía mundial demuestra síntomas que debieran preocuparnos seriamente, a pesar de los buenos precios del cobre, la celulosa, madera y algunas otras materias primas.

Estados Unidos no crece, la crisis de la deuda es mucho más profunda de lo que se había creído, la bolsas de comercio se derrumban mientras los precios del petróleo se disparan.

Nuestro gobierno sigue actuando desaprensivamente, reaccionando tardíamente ante todas las situaciones, y además de una manera bastante tímida. Si no se ponen las pilas el resultado será catastrófico.

El valor del dólar, que sigue derrumbándose, la sequía, los costos de la energía amenazan seriamente el modelo exportador y con ello la fuente de trabajo de millones de compatriotas.

Necesitamos un gobierno pro activo, que se adelante a las situaciones y no uno que al constatar la embarrada que han dejado tiene reacciones tibias y sin ninguna convicción en la acción.

Chile requiere de menos discursos, de esos que tan bien lee la Mandatario, y más acciones concretas que permitan el desarrollo nacional, asegurando de paso la fuente de sustento de la población.

No somos economistas, pero pensamos que el Banco Central debe intervenir el precio del dólar, tal como lo hizo cuándo la divisa norteamericana se dispara llegando a los $750 por unidad.

Ya es hora de terminar con el monstruoso impuesto que afecta a los combustibles, que solamente llena las faltriqueras del Estado, fomenta la inflación y daña severamente las posibilidades de desarrollo.

Los tratados de libre comercio son importantes, sobre todo cuándo uno tiene que intercambiar, los suscritos no tendrán objetivo si seguimos liquidando a la empresa nacional.

El valor de los créditos es simplemente criminal, lo que sumado a la desaprensión con que se concedieron puede crear serios problemas al sector financiero y arrastrarnos a una crisis peligrosísima.

Chile requiere que los inmensos recursos que ha recaudado el Estado por los altos precios de las materias primas, a pesar del deficiente manejo de CODELCO, se inviertan en infraestructura productiva.

No nos parece posible que sigamos siendo los grandes productores de cobre, exportemos el producto sin tecnología ni valor agregado, para después importarlo a valores muy superiores.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/