sábado, septiembre 27, 2008

En tierra derecha


En tierra derecha
Ya estamos en plena campaña electoral para elegir a Alcaldes y Concejales, es decir a los Gobiernos locales de cada Comuna, y encontramos en todas las esquinas carteles con caras sonrientes, pero que sistemáticamente omiten señalarnos a que agrupaciones políticas se encuentran afiliados (as) o con cuales tienen pactos.

Por eso, consideramos necesario hacer algunas reflexiones que nos permitan intentar que nuestra definición sea la mejor posible, que emitamos nuestros sufragios con la información necesaria y votemos, con mucha tranquilidad, de manera totalmente responsable de lo que estamos eligiendo.

La necesidad de captar nuestras voluntades llevan a los políticos a mostrarnos su mejor faz y a ocultarnos todo aquellos que puede llevarnos a tener una negativa imagen personal o de los grupos en los que militan o con los que se encuentran involucrados, en algunos casos de manera muy poco transparente.

Lo primero que debemos tener a la vista son las cualidades y capacidades que ha demostrado en su vida un candidato, sin duda un hombre o mujer que han sido honestamente exitosos, tienen más posibilidades de hacer bien la tarea que una (a) que solo ha destacado por la vagancia y la ineptitud.

La oratoria, en la que son todos verdaderos expertos, es sin duda un factor de convencimiento, pero debemos tener claro que el hablar y el hacer no son necesariamente verbos que marchen por la misma ruta. La demagogia es la hija predilecta de la oratoria vacía.

Sin duda la colectividad política a la que pertenecen debe darnos luces sobre los valores que poseen, que nos son necesariamente los que indican los nombres de los partidos, debemos analizar su accionar desde el retorno a la democracia y su real compromiso con el progreso y la gente.

Desde la vereda oficialista, que ha realizado los peores Gobiernos de nuestra Historia republicana, vemos una gran experticia el la fabricación de eslóganes, construcción de discursos y en la elaboraciones de “programas electorales”, pero con la guitarra en la mano han sido un fisco vergonzoso.

La concertación lo ha tenido todo para hacer Administraciones magníficas, sin embargo sus resultados han sido extremadamente pobres, su preocupación por los problemas del pueblo nulos y se han desgastado entre una sorprendente falta de ideas y un afán de riquezas que ha corrompido el país.

Entre los “argumentos” curiosos que esgrimen hemos escuchado a doña Soledad Alvear decir “que no hay que permitir que la derecha se vista con nuestros éxitos”, olvidándose voluntariamente, es decir mintiendo, que si el país no ha involucionado, retrocedido más, es porque no han podido hacer lo que quieren.

Nosotros pensamos que ante tan reiterados fracasos es absurdo insistir con quienes nos han llevado a situaciones extremas de miseria, que afectan a una gran cantidad de coterráneos, a la desaparición de las clases medias, que son las que dan movilidad social, e hipotecado el futuro nacional.

Nuestro llamado es a trabajar por evitar una quinta administración concertacionista, que estamos ciertos significaría un nefasto golpe a los más humildes, la interdicción de todas nuestras posibilidades de desarrollo y la consolidación de una clase, los nuevos ricos del oficialismo, que amenazan nuestras libertades.

VOTA CONTRA LA CONCERTACIÓN
y sus socios encubiertos, los comunistas.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/