martes, abril 15, 2008

Libertades y Valores.....

Defensa de nuestras libertades y Valores.

Siempre nos hemos preguntado porque las libertades y los derechos cuidadnos se ven extremadamente débiles a los ataque del extremismo, al avance del totalitarismo o a las intenciones, aviesas por cierto, de algunos de apoderarse del aparato gobernante, sea para obtener poder político personal, riquezas o ambas cosas a la vez.

La respuesta es de suyo compleja, a la vez que es de una excepcional simpleza. Es compleja, porque obviamente nuestros políticos, bastante inconcientes de los riesgos no han preparado la salvaguardias legales, porque la población no tiene conciencia de los peligros y porque no hemos “robustecido” los valores.

Desgraciadamente los defensores de la democracia, por ende de las libertades, hemos aceptado que con una “rara” falsificación del lenguaje, los términos signifiquen solamente lo que interesas a nuestros adversarios, que nos han secuestrado el sentido normal, claro, verdadero e histórico de las palabras.

Por otro lado, en la era del excesivo individualismo y un asqueroso consumismo, hemos sido sometidos a sus influjos, lo que claramente nos ha hecho caer en la “prisión” de los sensorial y en las feroces redes de créditos excesivamente caros que nos amordazan para no arriesgar la posibilidad de perder los trabajos.

Como si lo anterior fuera poco, la gente, que sin duda somos mayoría, que defiende o al menos siente nuestros valores, se refugia en las Iglesias pidiendo ayuda a Dios, en sus hogares para no ser presa de la delincuencia, en vista de que el Estado no cumple sus deberes mínimos de proporcionarnos bienestar y seguridad.

Somos gente bien intencionada, lo que nos impide utilizar recursos inmorales, o amorales, como la demagogia o el populismo, para acercar a la ciudadanía a nuestras ideas, lo que sin duda es aprovechado de manera intensiva por los agentes del liberticidio y el esquema totalitario.

En otros tiempos, luego de largos tiempos de sufrimiento, otros grupos, con más elementos disuasivos, salieron a la defensa de la sociedad civil que se encontraba inerte, pero, creemos que al ver el pago que les hemos dado, con el abandono que les hemos dejado y las injusticias que hemos permitido, no tendremos, ni siquiera, la desfachatez moral de solicitárselos.

Sin duda, el desafío para los que lo aceptamos, y para los que lo acepten en un futuro cercano, mientras haya tiempo, es sumamente grande, la lucha es difícil y tremendamente desgastadora, pero creemos que la defensa de nuestro Dios, Patria, Familia, y forma de vida, lo valen, a la vez, que, la mantención de nuestras libertades, ya son un pago importante.

Dependemos solo de la ayuda Divina, esa que siempre nos llega cuando la solicitamos con fe y amor, de nuestras propias capacidades de trabajo, convencimiento, y también, porque no decirlo, de que nos metamos la mano al bolsillo y cooperemos en una lucha, que nos defiende y es demasiado onerosa.

Defender nuestras valores, no es solo un derecho heredado del derecho divino ni de los códigos, es un deber ético, además de moral, para aquello que sostenemos que está bien y que idealmente debiera extenderse entre la ciudadanía, por ese camino y los medios de comunicación, al mundo.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/