jueves, agosto 27, 2009

¿SE PUEDE COMPRAR LA MONEDA?, por Matias Carozzi


¿SE PUEDE COMPRAR LA MONEDA?,
por Matias Carozzi.


Por ahora el tema de moda en la carrera presidencial es saber cuánto dinero han gastado los postulantes a La Moneda en sus candidaturas, preocupación que tiene a cientos de perfectos personajes detrás de la cifra exacta con que el contrario pretende comprar la presidencia de la República, búsqueda tan frenética que pareciera que la revelación de ese monto determinará la elección.

Si mal no recuerdo, hace un par de mesas Sebastián Piñera dijo que se gastaría en su campaña cerca de nueve millones de dólares, es decir, unos cuatro mil ochocientos sesenta millones de pesos chilenos a un dólar de 540 pesos. No tengo el dato de si este monto será el invertido sólo en el período legal de campaña o comprende también lo que ha realizado hasta el momento, por lo que la cifra podría ser superior.

Ahora bien, en el caso de Piñera uno podría suponer de dónde sale ese dinero, ya que para nadie es un misterio que su fortuna personal es considerable y puede hacer con ella lo que se le antoje. Es así que, siguiendo la misma lógica, me pregunto de dónde sale la plata de los demás candidatos. Porque por más que digan que no hacen publicidad en los medios de comunicación, me imagino que las oficinas (comandos), teléfonos, viajes, banderas, desayunos, almuerzos, escenografías, equipo profesional, secretarias, papelería, etc. tienen un costo. ¿O no?.

En el caso de los candidatos parlamentarios (Frei, Enríquez, Navarro y Zaldivar) uno podría sospechar que las asignaciones de pasajes aéreos, bencina, correo y todo aquel beneficio que el Estado pone a su disposición para el buen desempeño de sus funciones parlamentarias, estarían siendo utilizadas en sus postulaciones. Por consiguiente, ¿no son ellos acaso quienes deben justificar, clara y razonablemente, cómo están financiando sus operaciones electorales?.

Por otra parte, parece ridículo el debate del dinero en un país como Chile. El padrón electoral está momificado y el análisis del costo beneficio para una inversión electoral sólo se justificaría si la tasa de movilidad fuese superior al 25%. Ejemplos hay muchos y otroras candidatos presidenciales y parlamentarios podrán dar fe a lo que escribo, por cuanto se gastaron cifras siderales en sus postulaciones y no consiguieron el objetivo de ser electos.

Es más, me atrevería a sugerir que el tener dinero le juega en contra a un candidato, ya que no parece posible que se movilice a los contribuyentes a aportar económicamente a su campaña, puesto que no lo requiere. Esta situación en particular fue la hazaña que más se le aplaude al Presidente Obama, personaje al cual varios quieren imitar. Es más, el único que parece haber entendido ese concepto es Marco Enríquez, quien tiene una estructura definida para la recolección de dinero y hasta le copió el eslogan al estadounidense.

En fin, como ya se de dónde sacará la plata Piñera, quiero saber a quién o quiénes recurrirán los demás candidatos. ¿Es mucho pedir?. Digo, para saber a quien después se le devolverá el favor.

miércoles, agosto 19, 2009

Narcopropaganda.


Narcopropaganda.


Un nuevo campo de batalla se abrió en la guerra contra el narcotráfico: los medios de comunicación. Hace un mes, un tercer nivel de La Familia Michoacana, Servando Gómez Martínez, se comunicó con Marcos Knapp, conductor del programa Voz y Solución de la empresa CB Televisión, para proponer al presidente Felipe Calderón un pacto del gobierno con el narco. Aunque la propuesta era retórica y el contenido propagandístico, desequilibró al gobierno federal, que tuvo que usar al secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, para responderle y evitar, como había sucedido durante largas horas ese día, que la palabra de un criminal fuera más poderosa que la de los voceros gubernamentales.

Hace semana y media, el periódico Milenio difundió una entrevista con el mismo delincuente, a quien se le conoce como La Tuta. El director de su edición en León, Pablo César Carrillo, dice lo buscó con ese fin, por lo cual Milenio lo cantó como un golpe periodístico. Varios comentaristas de radio le hicieron eco al postulado del diario, aunque rápido cambiaron posición. Si se le cree a Milenio que él pidió la entrevista, Carrillo fue una cándida víctima de La Tuta, que llevaba semanas pidiendo espacio en medios de comunicación. Cuando menos en Televisa y TV Azteca le habían dado un palmo de narices, negándose a abrir el micrófono a un narcotraficante.

Alberto Islas, director de la consultora Risk Evaluation, a quien citan regularmente en la prensa extranjera como experto en seguridad, preguntó al final de una columna del especialista en medios Raúl Trejo en el periódico digital Eje Central: "¿Una entrevista con `El Chapo´ tiene o no valor periodístico? Yo creo que sí... Un publirreportaje del Chapo o de cualquier otro personaje, creo que no." Islas escribió en el contexto de la entrevista de La Tuta en Milenio, donde -como en CB Televisión-, sólo reprodujeron lo que deseaba expresar el delincuente. Estos episodios llevan a cuestionarse sobre la validez ética y profesional de una entrevista con un criminal, y sobre qué se podría esperar de un narcotraficante más allá de su dicho que, por más vueltas que se le quiera dar, no será más que propaganda.

Hace tiempo, dos editores consumidos por la ansiedad, comunicaron a su director que una reportera del diario en que trabajaban había recibido la oferta de entrevistar a Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. La respuesta automática fue no. "Sería un gran golpe periodístico", dijo uno de los editores, con mucha anticipación a lo que señaló Milenio sobre su entrevista con La Tuta. ¿Golpe periodístico? ¿Por qué razón un criminal prófugo querría dar una entrevista? ¿Le preguntará el periodista por qué delinque? ¿Por qué envenena a la gente con las drogas? ¿Lo cuestionará sobre por qué asesina? ¿Lo interrogará sobre sus conexiones con los cárteles, a quiénes corrompe en los gobiernos y sus redes de protección? ¿Inquirirá sobre cómo se escapó de una cárcel de máxima seguridad? Es posible que alguien esté dispuesto a preguntarlo. Pero hasta hoy, no. Ni en la entrevista de CB Televisión, ni en la de Milenio, ni en la que publicó el domingo Proceso con la esposa de Vicente Carrillo Leyva, de la familia del cártel de Juárez. En los tres casos se les permitió decir lo que quisieron.

En el caso de la anécdota sobre el ofrecimiento de la entrevista con El Chapo, hay un segundo nivel de responsabilidad, el de la seguridad del periodista. ¿Y si la entrevista es una trampa? ¿Cómo se garantiza su vida? Y aun garantizando su vida, se planteó como hipótesis, si en los días posteriores a la entrevista detuvieran a Guzmán Loera o se viera involucrado en un enfrentamiento, ¿pensarían que la reportera lo había delatado? Y aún más, ¿qué pasa si no le gusta la forma como salió la entrevista? Y si le gusta, o sale bien para sus intereses, ¿qué pensarán sus enemigos? Cualquier pregunta llevaba a la misma respuesta: ese diario, por la vía de la entrevista, llevaría al narcotráfico y todo lo que significa, a las puertas de la empresa.

Esto no es un asunto de libertad de expresión, sino de sentido común. Abrir la puerta de un medio de comunicación a un criminal que tiene por modus vivendi matar para enriquecerse, es permitir que la delincuencia organizada aterrice tranquilamente en las redacciones, el corazón del motor de la máquina de opinión pública. Hay periodistas en las nóminas de los cárteles, y algunas ejecuciones de colegas en el país, han sido resultado de haber cruzado la línea entre la profesión y el servicio de los criminales. No nos gusta hablar en los medios de esto, pero es una realidad de la cual no podemos, ni abstraernos, ni ignorarla.

En la guerra contra el narcotráfico, la arena en la cual se está dirimiendo el control del espacio público la proveen los medios de comunicación. Hay una observancia crítica, indispensablemente permanente sobre el actuar del gobierno en esta lucha sin fin. Pero el trato es inicuo cuando se trata de abrir los micrófonos al crimen organizado. No nos equivoquemos ni caigamos en maniqueísmos. Estar contra la delincuencia organizada no es estar a favor del gobierno. En esta guerra sí hay bandos. No son los mismos donde se dirimen diferencias y se contrastan posiciones políticas e ideológicas con los poderes fácticos. No nos confundamos. Se puede discrepar profundamente del ejercicio del poder, pero el antagonismo nunca será suficiente para tomar el lado de los criminales.

Muchas veces parece que en los medios, salvo aquellos que se encuentran en las zonas de la guerra contra el narcotráfico, se piensa que los cárteles nunca tocarán a su puerta ni que son enemigos naturales de ellos. Se equivocan. Los narcotraficantes no son aliados de nadie -a veces ni de ellos mismos-, y en la medida en que se sientan más presionados, más ampliarán su teatro de operaciones. Los medios son la siguiente fase en la escalada de violencia. Si nadie piensa que esta lucha puede estar en el umbral de las grandes redacciones del país, sería bueno recuperar la historia de Guillermo Cano, director de El Espectador de Colombia, para que vean que en esta guerra, nadie está a salvo.

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

(Por considerar la importancia del tema del narcotráfico y el enorme poder que compra con sus fastuosas utilidades, reproducimos esta columna de http://impreso.elfinanciero.com.mx )

miércoles, agosto 12, 2009

EL NUEVO DOLOR DE CABEZA DE FREI, por Matías Carozzi.



EL NUEVO DOLOR DE CABEZA DE FREI,
por Matías Carozzi.

¿Qué pasa en la Concertación?, lo pregunto de verdad y es que se suponía que después de ceder a las presiones radicales la tensión disminuiría, pero muy lejos de ello, Eduardo Frei no ha sido capaz de suavizar las diferencias al interior del comando. como tampoco la relación con los partidos que apoyan, por ahora, su candidatura.

El “por ahora” no es una frase antojadiza. El Senador Girardi (PPD) declara que deja el comando después de escuchar las declaraciones de Frei ante el CEP y que no está dispuesto a apoyar a una persona que no representa las aspiraciones progresistas de la Concertación. Normalmente el PPD mira para otro lado cuando Girardi se taima, pero esta vez salieron a respaldar a su Senador y anunciaron que si sus intereses no son incorporados, el Senador DC se arriesga a perder el apoyo y, por consiguiente, su paso a segunda vuelta.

No olvidemos que el PPD ya tiene programado un plebiscito para escrutar la sintonía de sus propuestas con el pueblo, por lo que podremos deducir que su postura es bastante más de fondo que las utilizadas por los radicales para seguir apoyándolo.

Se agregan las presiones de su mismo partido, la Democracia Cristiana, para que incorpore propuestas en materia tributaria, arena a la cual Frei se a niega a entrar, explicando que pronto se definirá en esa materia, ni bien Océanos Azules le presente una alternativa.

Con todo, Eduardo Frei está arrinconado, no medita y sus declaraciones se reducen a contradecir a sus socios con una frustración en la voz que llama la atención. Los temas programáticos complican y la diversidad de temas en juego dividen como nunca vi en la coalición de gobierno.

¿Será capaz Eduardo Frei de dar el giro a la izquierda que espera el PPD?.

lunes, agosto 10, 2009

Pena de muerte.

En principio nadie puede ser partidario de quitar la vida a un ser humano, pero, no es posible abstraerse a la ocurrencia de crímenes bestiales, como el asesinato de la niñita Francisca Silva en Valparaíso, que demuestra fehacientemente que la falta de sanciones ejemplarizadoras nos lleva a tener que soportar permanentemente acciones inhumanas.

Creemos que crímenes aberrantes y de extrema crueldad, que demuestran ciertamente un absoluto desprecio por el resto de la humanidad y una absoluta carencia de frenos morales, debe ser sancionada “proporcionalmente” con el acto que se quiere castigar, no como venganza, sino que para evitar la repetición de sucesos similares realizado por verdaderos animales.

Crímenes tan espantosos como la violación, el asesinato de menores, el tráfico de estupefacientes, nos muestran a una sociedad enferma que atemoriza a la ciudadanía que se siente indefensa ante la criminalidad de algunos desarraigados que creen que la satisfacción de sus instintos, o la consecución de bienes, justifica cualesquier acción.

Los actuales Gobernantes nos han mentido permanentemente, estos delitos que alarman a la población se están transformando en cotidianos, y nos han engañado con la ficción que en Chile se abolió la condena a muerte, y que no se puede reinstaurar en cumplimiento con lo pactado en Costa Rica, pacto de San José.

Chile no abolió esta condena, solo la eliminó del Código Penal, pero dejándola vigente en el Código de Justicia Militar, lo que permite, por no haberse eliminado de la legislación vigente, su extensión a casos extremos de violencia y maldad, en especial con aquella que es aplicada contra los más débiles de nuestra población, los niños.

Un periódico capitalino de ayer en una encuesta realizada por su centro de sondeos, en muestreo realizado ANTES del asesinato de la niña de Valparaíso, que ciertamente cuenta con todas las agravantes, mostró que un 63% de la población está de acuerdo con aplicar este castigo ante casos de extrema crueldad.

No aplicar esta sanción implica una grave distorsión intelectual y moral, pues se autoriza a los criminales a aplicarla contra la indefensa sociedad, mientras el Estado se niega a cumplir con su obligación Constitucional de velar por la vida, la seguridad y la tranquilidad del resto de la ciudadanía
.

martes, agosto 04, 2009

Falla ¿Técnica?, por Rodrigo Lema González.


Falla ¿Técnica?,
por Rodrigo Lema González.

Durante la Entrevista del Domingo, de la edición central del noticiero "24 Horas", se realizó una entrevista al presidente de la UDI, el senador Juan Antonio Coloma. Justo cuando se referia a la "campaña sucia" que el presidenciable de la Concertación, Eduardo Frei, estaba realizando en contra de la participación de la conductora de la estación Karen Doggenweiler en la campaña de Marco Enríquez-Ominami, la transmisión se cortó de golpe.

Qué curioso, por decir lo menos. Aunque uno de los editores de la estación, Gazi Jalil, llamó al senador para disculparse por el impasse, la mínima conclusión que uno puede sacar de eso es que hubo, como suele decirse, "manos negras" en todo este asunto.

Y en "democracia", que ciertas personas tanto cacarean, la censura es inaceptable.

TVN ha caído bajo, demasiado bajo. La forma de tapar con tierra las chambonadas del gobierno y menospreciar las actividades de sus opositores es sucia y completamente antidemocrática. Lo mismo ocurre con el diario "La Nación", que a estas alturas, parece un pasquín de cuarta categoría.

¿Y así se dicen democráticos? ¡Por favor, señoras y señores, no somos tontos!

Un corte de cualquier entrevista (sea Juan Pérez o un Presidente de la República) es algo que cualquier persona debe repudiar si es que realmente fue hecho de manera premeditada. Si TVN no emite la entrevista completa (nótese el recalco) dentro de los próximos días, la ciudadanía estaría en todas las condiciones de pedir la dimisión y escarnio público de todo el departamento de prensa del canal, ya que están incumpliendo el objetivo primordial de cualquier periodista, que es informar.

Y aquí no se puede salir con el argumento barato, resentido y patético de que todos los medios de comunicación en este país están en manos de la derecha.Primero, no es cierto; segundo, los de derecha no tienen la culpa si los de izquierda no es capaz de crear un medio; y tercero, TVN, si dice ser el canal de todos los chilenos, debe aceptar opiniones de todos los sectores, por más que beneficien o perjudiquen a una candidatura presidencial en particular.


Nota de la Redacción:
La entrevista no solo debe ser retransmitida completa, debe serlo en el mismo día y horario en el que fue censurada, porque, transmitirla en la mañana o publicarla en la página web poco cambia la situación. Lo que a nosotros queda claro es que a quienes manejan la publicidad estatal, con la que han subordinado a todos los medios, no les importa ni la verdad ni las libertades ciudadanas, solo les interesa mantenerse en el poder.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/