miércoles, mayo 14, 2008

Es preocupante el bajo desempeño de la economía chilena


Es preocupante el bajo desempeño de la economía chilena
Presidente del Senado, Adolfo Zaldívar

Estamos inquietos por el bajo desempeño de la economía chilena y sus consecuencias en la vida cotidiana de nuestros compatriotas, eAlineación a la izquierdaspecialmente en la clase media y sectores populares, es por ello que creo que deberíamos agregar elementos adicionales que contribuyeran a corregir ese defecto e inyectarle un mayor dinamismo.

Las causas del fenómeno son atribuibles a la carga tributaria, expansión del gasto fiscal, rigidez y agudización de los conflictos laborales, todas materias que en su justo mérito y equidad debieran ser revisadas. Sin embargo, entre estos factores que afectan a empresas, no solo grandes sino también de menor tamaño, no se menciona la necesidad de reinsertar en el circuito crediticio y en la economía chilena a centenares de miles de personas desplazadas de sus trabajos sea como trabajadores o como emprendedores, y en tanto las autoridades permanecen sin pensar en un uso activo y productivo de los enormes recursos que tiene el país acumulados en el extranjero y que esta intervención del Banco Central, incrementará todavía más .

Los procesos para lograrlo son inevitablemente al menos dos: el primero es normalizar en base a reprogramaciones u otros mecanismos, la carga financiera y la limpieza de antecedentes comerciales y financieros, que son el efecto de su falta de acceso al crédito y desplazamientos de todos los mercados que ya dura más de diez años, y es un problema que supera con creces el ya serio problema cambiario.

Las políticas para lograr esta inserción, en un mundo globalizado que no desconocemos, es abrirles espacios a las pequeñas y medianas empresas en el proceso económico, sean exportaciones, sustitución de importaciones o importaciones, y su debida complementación con la gran empresa, cuya necesidad es incuestionable, y usar recursos del Estado para que ello sea posible, tanto en la orientación, capacitación, incentivos tributarios y apoyo crediticio.

Este problema no solo atañe a los pequeños y medianos empresarios, ya que estos albergan y generan ingreso a la gran masa de la población trabajadora, de manera que sin su prosperidad, las grandes empresas orientadas al mercado interno se quedarán o sin compradores o con deudores que no le podrán pagar las fuertes deudas en las que ya han incurrido.

Reflexiones finales

Para dar una magnitud sobre lo recién mencionado, bastará recordar que en los mejores momentos de la entrada de capitales en la década de los noventa, el flujo de capitales eran 5 mil millones de dólares anuales. Con 30 mil millones guardados, y que crecen día a día, se podrían sortear por lo menos 6 años de desaceleración mundial, robusteciendo el mercado interno, como lo hicieron las economías asiáticas durante su propia crisis. A pesar de cuanto dure la desaceleración en EE.UU., Chile podría seguir creciendo y lograr un deseable equilibrio entre lo que exporta y su mercado interno, un equilibrio entre la gran empresa y la pequeña y mediana, y quedar ad portas del desarrollo en lugar de haberse empobrecido aún más

http://www.senado.cl/

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/