lunes, octubre 20, 2008

"Aspiro a liderar una coalición por el cambio más amplia que la Alianza"

"Aspiro a liderar una coalición por el cambio más amplia que la Alianza"

Juan Antonio Muñoz H.

Está acelerado como siempre, más delgado y sin marcas en los ojos. Le quedó bien su cirugía. Sebastián Piñera (58) se pone una corbata rosada para la foto, se arremanga la camisa y habla enérgico de su viaje del viernes a Rancagua y Talca para volver esa misma noche al cumpleaños del "Negro", su hermano del trasnoche, que cumple 54. "Está viejo el Negro", se ríe.

Toma agua perfumada a la naranja, se pasea de un lado a otro, muestra un fajo de papeles donde tiene apuntados cada uno de los nombres de alcalde por la Alianza con alguna chance y cuenta que son cientos las personas que trabajan por su proyecto de gobierno. Están preparando todo al detalle para penetrar desde antes los intersticios de un poder que desde hace 20 años le resulta esquivo a la centroderecha. Él cree que ahora llegó la hora.

"Vamos a trabajar con los más preparados de todo el país, con los mejores. Eso quiero que lo entiendan todos. Tenemos que producir una reforma radical, avanzar con asertividad, con capacidad ejecutiva. No podemos seguir perdiendo el tiempo", dice enfático.

"El objetivo central de la Alianza es ganar las próximas elecciones presidenciales, lograr la alternancia en el poder, sacar a Chile del pantano en que está y ponerlo de nuevo en la senda del crecimiento y del progreso. Y para lograr ese objetivo, definitivamente se requiere unidad, lealtad, amistad y sentido de misión".

-¿No ha existido eso hasta ahora?

-Creo que hoy más que nunca, la Alianza tiene unidad, sentido de misión, lealtad y amistad, sin perjuicio de pequeños incidentes circunstanciales.

-Sinceramente, ¿fue un error la declaración de Lily Pérez asegurando ser la próxima senadora del Maule, pocos minutos después de asumir como diputada?

-En lo esencial, RN tiene todo el derecho del mundo de designar a su secretaria general como diputada, en reemplazo de Pedro Álvarez. Segundo: sin duda, Lily Pérez tiene todo el derecho del mundo a aspirar a una senaturía. Ahora lo accesorio: su declaración -que fueron siete palabras: "Aquí está la futura senadora del Maule"- no fue la más afortunada. Pero no transformemos esas siete palabras en una supuesta estrategia hegemónica que nadie quiere revivir. Definitivamente, creo que la Alianza va a ganar las elecciones presidenciales.

-¿Por qué lo asegura tan tajante?

-Porque la Concertación está agotada, sin ideas, y representa, en el mejor de los casos, más de lo mismo. En cambio, la Alianza representa un proyecto de futuro, el cambio necesario, e interpreta mejor las esperanzas de millones de chilenos. Además, la Alianza representa mejor la cultura de hacer las cosas bien. También creo que hay más unidad en la Alianza que en la Concertación; la mejor muestra de ello es que, por primera vez, enfrentan las elecciones municipales con dos concertaciones: una democrática y otra progresista.

-¿Qué posibilidades reales le ve a un presidenciable UDI hoy día?

-Aclaremos las cosas. La inmensa mayoría de la UDI quiere un candidato de unidad de la Alianza. Sin perjuicio de que existan sectores, que yo estimo minoritarios, que legítimamente quieren un candidato propio.

-Pero esos sectores minoritarios están en la directiva o son influyentes...

-No lo creo así. Creo en el espíritu aliancista y unitario del presidente de la UDI, Juan Antonio Coloma, y también del presidente de RN, Carlos Larraín, y también del ex presidente de la UDI, Hernán Larraín.

-¿Ve a alguien de la UDI compitiendo realmente con usted? ¿Evelyn Matthei, Hernán Larraín...?

-Sin desconocer el derecho que tiene la UDI de intentar un liderazgo presidencial y sin falsa modestia, pienso que cuando un sector tiene un candidato presidencial que le saca 15, 20 o más puntos a cualquiera de sus posibles contendores en la Concertación y, por lo tanto, que representa una opción real y factible de triunfo después de 20 años de derrotas, creo que es muy difícil y poco probable que pueda surgir un contendor de verdad.
Ser un Presidente integrador y realizador

-¿Su máxima aspiración es ser el candidato de unidad de la Alianza?

-Quiero ir más allá. No sólo quiero ser el candidato de unidad de toda la Alianza sino que, además, aspiro a liderar una coalición por el cambio más amplia que la Alianza, que incluya a nuevos sectores que en el pasado no estuvieron con nosotros. Por ejemplo, ChilePrimero, sectores del PRI, del mundo independiente, desencantados de la Concertación. Y también quiero aquí hacer un compromiso: si soy elegido Presidente, aspiro a liderar un gobierno de unidad nacional; ser un Presidente integrador y realizador, y gobernar para todos los chilenos.

-¿Crear una Concertación de centroderecha?

-Crear una coalición por el cambio.

-¿Eso incluye cambiar el nombre a la Alianza también?

-Podríamos buscar un nombre más amplio dentro del cual, sin duda, la Alianza va a jugar un rol protagónico.

-¿Tendrían participación activa en su gobierno todos los miembros de esa coalición ampliada?

-Todas las fuerzas que converjan en esa coalición por el cambio serán incluidas. En el futuro gobierno de la Alianza, los otros sectores independientes y fuerzas políticas emergentes deben jugar un rol sustancial y protagónico. La Alianza y la coalición por el cambio que aspiramos formar no son sólo para ganar las próximas elecciones, sino que tiene la misión de gobernar Chile. Si yo soy Presidente de Chile, RN, la UDI, sectores independientes y otras fuerzas emergentes van a jugar un rol fundamental y protagónico en nuestro futuro gobierno. Subrayo la palabra nuestro.
Lagos, la duda hamletiana y los demás

-¿Cree en el "No" de Lagos?

-Ricardo Lagos ha estado muy errático en las últimas semanas y meses. Es como si estuviera sufriendo una especie de síndrome hamletiano: "ser o no ser".

-¿Y la candidatura de Frei?

-Yo tengo respeto, aprecio e incluso amistad con todos los posibles contendores de la Concertación: Lagos, Frei, Insulza, Alvear. Pero siento que todos ellos representan al pasado y más de lo mismo, y eso es exactamente lo contrario de lo que Chile necesita.

-Frei puede emerger como una figura que concite atención en la derecha y así ser una alternativa para los UDI no alineados con usted.

-No. Francamente creo que todos ellos, incluyendo a Frei, son más de lo mismo; representan el pasado y no el futuro.

-¿Qué rol piensa que puede jugar Adolfo Zaldívar en la presidencial? ¿Sería un rival suyo si compitiera?

-No conozco las intenciones de Adolfo en materia presidencial y, por lo tanto, tampoco el eventual rol que podría jugar.

-Pero surgió un partido bajo su figura...

-Siento que el PRI es todavía una fuerza muy heterogénea. He recorrido el país y en muchos de los actos de candidatos a concejales de la Alianza están los candidatos del PRI; entiendo también que muchos de ellos participan en actos con alcaldes de la Concertación. Por lo tanto, es cierto que es una fuerza política emergente, pero todavía está por verse qué es, qué representa y qué potencial tiene.
Gobierno actual: "Ni visión ni fuerza ni coraje"

-¿La recesión económica puede afectar negativamente una candidatura como la suya, con su nombre asociado al mundo empresarial, o es un "plus"?

-Creo que la va a afectar favorablemente. Pero quiero ser franco en esto. Los problemas económicos en nuestro país venían de mucho antes de la crisis de Wall Street. Durante la primera década de este siglo tuvimos las condiciones de la economía internacional más favorables en la historia de nuestro país. Debimos haber dado un tremendo salto hacia el desarrollo, pero no fue así.

-Sin embargo, por su cautela en el manejo de los fondos, el ministro de Hacienda ha sido enarbolado casi como un salvador de la Patria.

-El Gobierno no lo ha hecho bien en materia económica, porque aunque ha mantenido los equilibrios estructurales, los equilibrios externos, cosa que hay que valorar, no ha tenido ni la visión ni la fuerza ni el coraje para reiniciar el proceso de modernizaciones de los cambios estructurales que la sociedad chilena necesita.
Crisis: "He resistido muy bien este chaparrón"

-¿Qué tan afectadas se han visto sus inversiones y negocios con la actual crisis financiera?

-Cuando llueve todo se moja, pero en mi caso he ido cumpliendo con el compromiso que anuncié de ir desligándome de la gestión y propiedad de aquellas empresas que pudieran afectar o impedir mi dedicación total y absoluta al servicio público. Ese proceso ha generado muchos recursos, que se han invertido en forma muy diversificada, muy prudente y en forma mucho más pasiva, en bonos, depósitos a plazo, bonos de gobierno, corporativos, depósitos bancarios, fondos de inversión y fondos mutuos. Por lo tanto, he resistido muy bien este chaparrón, sin perjuicio de que, por supuesto, a mí también me ha llovido.

-¿Cuándo va a estar liberado de todas sus empresas?

-Ya he recorrido un largo trecho en esa dirección. El Gobierno ha anunciado una y otra vez que va a dar urgencia a la ley de fideicomiso ciego; de modo que estoy esperando ese trámite legislativo para, si se aprueba esa ley, acogerme en un 100% a su letra y espíritu.

-¿Qué porcentaje de ese camino lleva ya recorrido?

-Sustancial.

"Un conglomerado que incluya a nuevos sectores que en el pasado no estuvieron con la Alianza. Por ejemplo, ChilePrimero, sectores del PRI, del mundo independiente, desencantados de la Concertación".

"Si soy Presidente de Chile, RN, la UDI, sectores independientes y otras fuerzas emergentes van a jugar un rol fundamental y protagónico en nuestro futuro gobierno. Subrayo la palabra nuestro".

"Hay más unidad en la Alianza que en la Concertación; la mejor muestra de ello es que, por primera vez en su historia, la Concertación enfrenta las elecciones municipales con dos concertaciones: una democrática y otra progresista".

Municipalidades y Contraloría:
"Vamos a hacer una verdadera revolución
en la forma como se administra el Estado"

-Tras su participación en la campaña municipal, ¿cuáles siente que son las grandes demandas de la gente?

-Oportunidades para crecer y desarrollarse por su propio esfuerzo; seguridad de que en este desafío por desarrollo en base a esfuerzo personal se den garantías de que nadie, cualquiera sea la razón, va a caer bajo la línea de la dignidad y va a quedar abandonado en el camino, y una vida con valores, fundamentos, en paz y sin divisiones. La gente quiere ver fortalecida a la familia y protegido el medio ambiente.
-En la Encuesta Bicentenario (UC-Adimark-El Mercurio) se muestra que el mayor clamor ciudadano es la necesidad de que los alcaldes sean honestos.

-Me parece muy fundada y razonable esa petición, sobre todo con tanto gato de campo que anda suelto, con la sucesión de escándalos de corrupción que cruza a organismos públicos y también a muchos municipios.

-¿Qué propone para revertir esta tendencia?
-Que las cosas se hagan a la luz del sol y arriba de la mesa. Se requiere fortalecer nuestros mecanismos de fiscalización. En primer lugar, la propia fiscalización de los ciudadanos y vecinos; en segundo lugar, la fiscalización de los concejales. También hay que fortalecer la labor de la Contraloría. Me parece de una irresponsabilidad contumaz el hecho de que el Gobierno le siga mezquindando los recursos a la Contraloría General de la República. Es uno de los organismos públicos cuyo presupuesto ha estado más debilitado durante los gobiernos de la Concertación, al punto de que en forma unánime una de las subcomisiones del presupuesto rechazó los 39 mil millones de pesos que proponía el Gobierno para la Contraloría por considerarlo insuficiente, y aprobó solamente una luca, como señal de protesta.

-Todo eso implica una reforma mayor...

-Si la Alianza llega al Gobierno, vamos a hacer una verdadera revolución en la forma como se administra el Estado, y quiero que esto lo sepan todos en forma clara y precisa. Vamos a realizar una revolución en el sentido de hacer un traspaso rápido, profundo y pensado de atribuciones, recursos, poderes y funciones de responsabilidades desde el Gobierno central hacia los gobiernos regionales, y particularmente hacia los gobiernos comunales. Como lo he dicho en todo Chile, el municipio del siglo XXI, que aspiramos crear, va a ser uno con las manos mucho más fuertes y firmes, es decir, con mayor capacidad, recursos, atribuciones, autonomía para enfrentar los problemas de los chilenos. Pero como se lo he dicho a todos los alcaldes de la Alianza, y que me escuchen muy bien, también vamos a exigir manos mucho más limpias y transparentes, lo cual significa que vamos a fortalecer los mecanismos de fiscalización, tanto de los ciudadanos, a través de la tecnología de la información y de la participación ciudadana, como de los concejales, a través de una reforma al rol que deben cumplir. En el fondo, la filosofía detrás de esta gran revolución es acercar el gobierno a la gente. Los municipios son como las manos del Estado. Cuando una persona tiene un problema no puede acudir a la intendencia, al ministerio o a La Moneda. Recurre al municipio, y por lo tanto queremos que esas manos del Estado, que hoy muchas veces son débiles, opacas y poco acogedoras, sean manos fuertes y firmes, transparentes y limpias, y que sean manos abiertas y acogedoras.

-La Concertación probablemente mostrará cuatro triunfos en la noche del 26 de octubre respecto de la Alianza: más alcaldes, más concejales, mayor votación en alcaldes y mayor votación en concejales. Su único trofeo sería acortar la brecha entre la Alianza y la Concertación (37,68% y 47,89% obtuvieron, respectivamente, en concejales en 2004). ¿Podrá vender eso como un éxito, teniendo en cuenta que el ministro Vidal estará repitiendo que la Concertación ganó 4-0?

-Esa noche, Vidal intentará desplegar su creatividad comunicacional, pero su análisis va a ser el de una foto estática y no va poder ocultar la verdad de los hechos, que se mide a través de una película y en forma dinámica. En la noche del 26 de octubre tendremos a una Alianza que va hacia arriba, que saca más votos, más concejales y más alcaldes que en la elección de 2004. Y habrá otra coalición, la Concertación, que va a ir hacia abajo, con menos votos, menos apoyo popular, menos concejales, menos alcaldes que en la elección de 2004. Además, en la noche del 26 de octubre vamos a celebrar muchos triunfos emblemáticos de candidaturas a alcaldes en comunas muy importantes de Santiago, y en la mayoría de las comunas capitales de regiones y provincias en nuestro país.
"Vamos a realizar una revolución en el sentido de hacer un traspaso rápido, profundo y pensado de atribuciones, recursos, poderes y funciones de responsabilidades desde el Gobierno central hacia los gobiernos regionales, y particularmente hacia los gobiernos comunales".

"(En la noche del 26 de octubre) habrá otra coalición, la Concertación, que va a ir hacia abajo, con menos votos, menos apoyo popular, menos concejales, menos alcaldes que en la elección de 2004".

Tomado de Diario El Mercurio.




Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/