jueves, septiembre 18, 2008

Oficialismo cómplice del terrorismo


Desde el oficialismo se ha creado todo un lenguaje para ocultar las acciones terroristas que realizan sus amigos, hablan de descolgados de alguna de las organizaciones o de ex miembros de estas, en circunstancias que las evidencias muestran que siguen siendo fieles a las mismas ideologías y a los mismos métodos para tratar de imponer al país una teoría totalitaria que este no quiere.

Cada vez que alguno de los antiguos asociados de la Mandatario y de muchos de sus “asesores” cometen algún asalto, cometen alguno de sus permanentes atentados criminales o simplemente se ven envueltos en algún asesinato, sus actividades son cubiertas por el manto de la delincuencia común o simplemente etiquetados como ex revolucionarios, es decir una especie de “jóvenes idealistas”.

Nosotros pensamos que estos grupos, nos referimos a los lautaristas, los frentistas y también a los miristas, están perfectamente activos, cuenta con una increíble coordinación y son tremendamente peligrosos porque en su poder tienen inmensos remanentes de las armas internadas ilegalmente por Carrizal Bajo, de los cuales es sabido solo les fue requisada una pequeña fracción.

Consideramos que los distractivos que salen desde La Moneda, sean a través de los Ministros, de los infiltrados que mantienen en el Gobierno o la misma Agencia Nacional de Inteligencia, solo persiguen desviar la atención ciudadana y con extrema complicidad ocultar la real existencia de estos grupos extremistas que han estado a la espera de volver a pegar un zarpazo contra la legalidad vigente.

No hemos sabido que esta gente haya abjurado de la lucha armada, de sus intenciones de establecer una dictadura del proletariado, así como tampoco han alzado su voz para pedir perdón a la ciudadanía por los inmensos dolores que le han provocado con sus demenciales acciones de terrorismo no selectivo, en las que como todo el país sabe ocasionaron una inmensa cantidad de muertes y destrucción.

Este gente se aprovecha de las necesidades de los sectores más postergados de la población, ahora han tomado como bandera de lucha las reivindicaciones de los Mapuches y han contaminado con su perturbadas mentes violentistas una lucha que los representantes de esa etnia han mantenido, mayoritariamente, dentro de los cauces de la legalidad y sostenido de manera generalmente pacifica.

Los intentos de Pérez Yoma por desdibujar la acción de estos grupos ponen al país en una peligrosa situación, pues estas acciones ilegales, de no ser severamente sancionadas, pueden ser imitadas por otros grupos que reclamen por cualesquier cosa, siendo más grave aún, conducir a que los conflictos de importantes grupos ciudadanos sean instrumentalizados por los seguidores del marxismo extremo.

Consideramos que el Gobierno, al que vemos abdicando de su obligación Constitucional de proporcionar tranquilidad y seguridad a la población, debe pedir perdón a la ciudadanía por el mal manejo que ha tenido en estas cuestiones ó en el caso de actuar a sabiendas, es decir de una declarada complicidad, simplemente liar sus bártulos y mandarse cambiar a sus casas para no seguir haciendo daño al país.

Archivo del Blog

Acerca de mí

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/